Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

'Keeping Up With the Kardashians'… el antes y después para la televisión mundial

En 2007 inició un fenómeno que por innovación, aspiración o morbo catapultó a sus protagonistas a la fama, pero desde antes eran ya una familia en el poder.
martes 08 septiembre 2020
MBFW Miami Swim : Ashley Paige - Front Row
Las hermanas Khloé, Kim y Kourtney Kardashian ya formaban parte de la élite estadounidense; en la imagen estaban en la 'front raw' del Mercedes Benz Fashion Week: Miami Swim, el 13 de julio de 2007.

Hoy a través de Instagram se anunció el final de una era; tras 14 años y 20 temporadas, la entrega 21 del reality show Keeping Up With the Kardashians significará el adiós definitivo de la matriarca del clan Kris Jenner y de sus hijas Kim , Khloé y Kourtney , a las que luego se sumaron Kylie y Kendall , así como, en menor medida, Rob.

Ante el sorpresivo anuncio, en Quién analizamos, con ayuda de expertos en televisión, el significado que el programa tiene para la cultura pop mundial, desde su surgimiento en 2007 hasta su despedida en 2021; su logro de evolución constante que sigue conquistando espectadores, sin importar su edad o clase social.

La televisión mexicana aquel 14 de octubre de 2007, cuando en Estados Unidos se estrenó Keeping Up With the Kardashians, tenía entre su oferta original la inolvidable Destilando amor, esa que le dio el mote de por vida a nuestra ex primera dama Angélica Rivera, La Gaviota.

Y también fue el año del arranque de una celebridad que hoy está en los cuernos de la Luna, Eiza González, quien alcanzó su primer protagónico en Lola, érase una vez. Nuestros vecinos del norte ya habían tenido su dosis de ver a dos millonarias frente a la pantalla, pero no es su vida cotidiana, sino tratando de ganarse el sustento con trabajos duros.

Se trató del reality The Simple Life, protagonizado por Nicole Ritchie y Paris Hilton. El show duró desde el 2 de diciembre de 2003 hasta el 5 de agosto de 2007; terminaba la era de las socialités que trataban de poner "los pies en la tierra" y comenzaba la de una familia que no tenía miedo de enseñar su opulencia y glamour cotidiano.

"Antes que nada, no existiría Kim Kardashian sin Paris Hilton", aseguró Alexandra Bretón, periodista del podcast ¿Es en serie? Las fotografías de ambas de fiesta y esa cercanía le permitió a la hija del prominente abogado defensor de O.J. Simpson, querer conquistar también la pantalla chica con su vida, que ya era "fuera de este mundo", antes de las cámaras.

En una entrevista con Kim , el 5 de octubre de 2012 en el hotel Westin de Ciudad de México, la entrepreneur aceptó que desde siempre supo que su dinámica familiar tenía una fórmula ganadora: "Amo tener hermanas, nos divertimos mucho juntas, también es genial tener una familia tan grande, porque somos muy unidos y la pasamos muy bien".

Publicidad

A esa visión de Kimberly se sumó Kris: "La importancia de las Kardashians en la televisión, fueron una bomba, antes no se consumía este tipo de realities; teníamos a The Osbournes, pero esta familia era poderosa, la mamá y sus hijas se mostraron 'al desnudo', su estilo de vida, que realmente alcanzó la fama gracias al bluff", consideró Bretón.

El crítico de televisión, Álvaro Cueva profundizó en que la sociedad norteamericana, a la que luego se agregó la del mundo, ve en este tipo de gente un modelo a seguir y no la minimiza, como sucede muchas veces en México: "Estamos acostumbrados a ver a esta clase de figuras como luminarias de segunda.

"No las tomamos en serio, no consideramos que puedan tener una visión empresarial; desgraciadamente tendemos a verlos como títeres de una televisora o de un productor con un gusto pésimo y no, esto (la familia Kardashian) es tan trascendental como los noticiarios y como el mundo del deporte", explicó Cueva.

2019 E! People's Choice Awards - Social Crops
Kris Jenner, Kourtney, Khloé y Kim Kardashian hicieron historia en la televisión mundial.

Alejado de esa percepción Ryan Secrest impulsó en E! Entertaiment Television la idea de Jenner y su hija para llevar a la familia a mostrarse sin reservas: "Él es un ejemplo de lo que es un presentador de altos vuelos, que además posee la visión para detectar un cañonazo donde realmente lo hay.

"Aquí tardaron, pero se juntaron y el resultado es histórico, le guste a quien le guste; le moleste a quien le moleste, las Kardashians son un clásico ya de la televisión global", enfatizó Álvaro, quien comparte la idea de este medio de que fue gracias a que la familia ya estaba encumbrada y tenía poder, que alcanzó con mayor facilidad el éxito.

Publicidad

"Si no hubiera habido esa relación (con el poder), no habría un fenómeno, sí es muy importante que lo señalemos. Lo más maravilloso de este programa es que se está retratando una nueva generación, un nuevo tipo de ser humano, de vínculo familiar, una nueva realidad y esto permite que muchas personas se identifiquen.

"No sólo eso, sino que lo vean como un modelo educativo, aspiracional, parece mentira, pero hay personas que encuentran aquí sosiego, refugio, esperanza y eso vuelve a las Kardashian un título súper respetable. No nos confundamos, no porque el germen sea chatarra, tiene que significar que el resultado sea negativo", dijo Cueva.

Aunque es cierto que el morbo jugó parte esencial para el éxito del clan más famoso del planeta, como señaló Elena Morales, colaboradora del sitio Celebriteen: "Cambiaron la manera de hacer realities, pero se empezó a ver porque Kim venía del escándalo de un video sexual. Luego todas las hermanas mostraron transformaciones físicas".

El 9 de abril de 2007 aparecía el video y seis meses después Kim debutaba con su familia en la pantalla de E!, a partir de entonces, como destacó Alexandra, como si de unos The Jackson 5 se trataran, cada hermana logró hacerse de su propio lugar en la industria del showbiz.

"Fueron tan importantes que después cada hermana tuvo su propio programa. Sin ellas no concebiría los realities. Fue tan fundamental el show, que hizo de cada una de ellas un ícono. Se iban y regresaban como si fueran un grupo musical, cada una fue importante por sí misma", abundó Bretón.

Poder social

Pero los tiempos cambiaron y llegaron Twitter, Facebook y la máxima para las hermanas: Instagram, sus followers se cuentan por millones y entonces, de la noche a la mañana, las Kardashian no necesitaban de un reality para tener alance y hacer negocios, ahora el canal de televisión necesitaba de su popularidad.

"La unión con las redes sociales es importantísima, realmente fueron como complemento porque E! Entertaiment las hizo famosas, pero después ellas fueron tan populares en el social network que fueron más importantes para el canal, gracias a su propio fandom", mencionó Alexandra.

En el año de la debacle de Britney Spears, cuando tocó fondo y se rapó, de la cancelación del down to earth de Paris y Nicole, the other half, the millionaires in the shadows tomaron el control de la pantalla chica y no lo saltaron 14 años después, con la certeza de que esta decisión tiene un trasfondo que descubriremos con el paso del tiempo.

2019 New York Times Dealbook
Kim y Kris fueron las mentes detrás de 'Keeping Up With the Kardashians'.

"El gran logro de las Kardashian fue haber convertido un producto chatarra en un fenómeno cultural, por supuesto que existe un antes y un después de la familia porque cuando hablábamos de esta clase de contenidos, conocíamos límites, con ellas los perdimos y ahora no sólo estamos sin rumbo.

"Tenemos una larga lista de imitadoras e imitadores, de productos que quieren ser como versiones paralelas de este gran escándalo internacional. Son un chisme que tiene que ver con el mundo del poder y eso le inyecta ingredientes que lo vuelven muchísimo más atractivo”, finalizó Álvaro Cueva.

Publicidad