Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

En cuenta regresiva: Katy Perry muestra la habitación de su futura bebé

La cantante decoró el cuarto de su primera hija en común con Orlando Bloom en tonos rosas y morados y utilizó su ropita para colgarla en las paredes a modo de cuadros.
martes 18 agosto 2020
Katy Perry Performs Fight On Concert For Firefighters And Bushfire Victims In Regional Victoria
Katy Perry

En plena recta final de su embarazo, la cantante Katy Perry realizó este fin de semana una transmisión en directo a través de su cuenta de Instagram en la que ofreció a sus fans un "pequeño vistazo" de la habitación que ha preparado para su primera hija en común con Orlando Bloom , y es todo lo que se podía esperar de una apasionada del color como ella.

En realidad, el dormitorio sigue una estricta paleta de tonos rosas y morados oscuros y apuesta por el minimalismo aunque sin olvidarse de los imprescindibles, como una cuna ovalada en tono blanco con un sencillo móvil de formas geométricas, un cómodo sillón con un reposapiés a juego y un rincón dedicado a los pañales que cuenta con un cambiador en un llamativo color púrpura.

Como elementos decorativos, la estrella de la música ha utilizado la ropita de su futura hija, que ha colgado en perchas en las paredes como si se tratara de cuadros, y unos apliques de luz dorados.

Su prenda favorita por el momento es un pijama adornado con la cara de su pareja y padre de la bebé, que le parece tan adorable como gracioso.

A lo largo de ese vídeo, Katy reveló que por ahora se refiere a la pequeña como 'Kicky Perry', o 'Perry, la pateadora', en referencia a lo mucho que se está moviendo en las últimas semanas de gestación. De hecho, la artista ha empezado a sentirse extremadamente cansada y no ha dudado en bromear con que se muere de ganas de 'desalojar' a su pequeña.

Publicidad

Hace unos días, la estrella californiana volvió a sincerarse abiertamente sobre su inminente debut en la maternidad, aunque en esta ocasión optó por remontarse a sus primeras semanas de embarazo y, en este contexto, revelar que uno de sus principales temores pasaba por no desarrollar a tiempo su "instinto maternal".

En este sentido, la estrella del pop tuvo que "reprogramar" su mente para poder concebir una visión propia de la maternidad, una que estuviera alejada de las estrictas normas y clichés de la educación cristiana que ella recibió durante su infancia y adolescencia en California. Cinco años antes de quedarse embarazada, la artista ya renegaba hasta cierto punto de ciertas reglas que, en su momento, ella consideraba parte de su formación.

"Hace cinco años ya me dije: 'Tengo que sacar esto de mí'. Y empecé a bucear en las razones que me hacían sentir insegura sobre mi propia experiencia personal. Y después conseguí reprogramar mi cabeza. Creo que nuestro cerebro se adapta con cierta facilidad a los cambios y solo se necesita tiempo y fuerza de voluntad", explicó en su entrevista a Los Angeles Times.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de agosto (da clic en la imagen)

Publicidad

Tags

Publicidad