Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La generosa ayuda de Kanye West a familia de guardia abatido

Kanye West tuvo un gesto muy considerado con la familia de Jemel Roberson, un guardia de seguridad de Chicago -la ciudad donde creció el artista- que murió abatido.
Kim Kardashian
Kim Kardashian

El rapero Kanye West ha decidido donar nada menos que 150.000 dólares a un fondo solidario creado para asistir económicamente a la familia de Jemel Roberson, el guardia de seguridad que murió la semana pasada de un disparo de la policía mientras se procedía a una detención a las afueras del club nocturno de Chicago donde este trabajaba.

Pese a que el músico no ha querido añadir mensaje alguno a su donación, es evidente que su gesto, además de generoso, cuenta con un fuerte componente reivindicativo y personal, habida cuenta de que el músico creció en la ciudad más poblada del estado de Illinois y desde los inicios de su carrera ha venido exigiendo reformas de calado para prevenir la exclusión social de los sectores más desfavorecidos de la ciudad.

Publicidad

La muerte del mencionado Jemel Roberson, de 26 años, ha generado una ola de indignación a lo largo y ancho de Estados Unidos, especialmente entre la comunidad afroamericana y los colectivos de defensa de los derechos civiles, al entender estos que el suceso podría estar íntimamente vinculado a la dinámica de brutalidad policial que han venido sufriendo tradicionalmente las minorías étnicas del país.

Varias celebridades estadounidenses no han dudado en alzar la voz para denunciar lo que, a su juicio, no es más que otra muestra del racismo y del menosprecio por la vida de los afroamericanos que siguen firmemente instalados en ciertas capas sociales de Estados Unidos y, por tanto, también en sus instituciones más significativas.

Aunque las circunstancias del incidente todavía no están demasiado claras, el departamento de policía del estado de Illinois aseguró por medio de un comunicado que Jemel Roberson fue abatido por uno de los agentes que fueron enviados a la zona tras haberse negado a deshacerse de su arma tras recibir "múltiples órdenes" para que lo hiciera y se tumbara en el suelo. Según varios testigos, la presencia de la policía en el lugar de los hechos se debía a que el arrestado en cuestión había vuelto al establecimiento portando una pistola tras haber sido expulsado previamente del local.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad