Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • Toy Story
  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son

La Gaviota se vuelve ave nocturna

Angélica Rivera se ha adaptado a los horarios de Enrique Peña Nieto, quien llega a su casa después de la media noche, momento que aprovechan para platicar.
Angélica Rivera se ha adaptado a los horarios de Enrique Peña Nieto, quien llega a su casa después de la media noche, momento que aprovechan para platicar.
Angélica Rivera Angélica Rivera se ha adaptado a los horarios de Enrique Peña Nieto, quien llega a su casa después de la media noche, momento que aprovechan para platicar. (Foto: Clasos.com)

¿Has hecho algún viaje con Enrique que te haya marcado? Sí, el más lindo fue a Miami, ahora en Semana Santa. Invité a Enrique y a sus hijos a mi casa y fue muy padre porque convivimos todos en familia. Claro que en la noche nos íbamos a cenar él y yo solos. ¿Es la primera vez que salen los Peña y las Rivera en familia? Fuera de México sí. Pero aquí, nos vamos los fines de semana a la casa de Enrique en Ixtapan de la Sal, donde organizamos comidas. También los niños de él se vienen a mi casa y se quedan a dormir. ¿Cuál es la rutina de Angélica y Enrique como pareja? Pues ahorita estoy en la casa todo el tiempo, porque cuando me dedico a trabajar son jornadas muy absorbentes, entonces estoy más acoplada a su horario. Durante el día tratamos de encontrar espacios en los que nos llamamos para desearnos un bonito día. Nos mandamos mensajitos por el celular. Cuando Enrique acaba de trabajar, trata de venir a la casa un rato, cenamos juntos, pero muy tarde porque termina casi a la medianoche. De repente yo estoy dormida y llega a las 2 de la mañana y me despierta. Es el tiempo en el que podemos platicar. Al otro día me levanto a las 7 de la mañana porque tengo que llevar a las niñas al colegio y lo dejo durmiendo pues entiendo que su trabajo es muy pesado. ¿Cómo se dicen de cariño? Yo le digo esposo-novio y él me dice esposa-novia.


Publicidad

Resource Not Found: (image) http://static.quien.com/

¿De dónde salieron esos apodos? A partir de que una revista publicó que Enrique me dio el anillo de compromiso en Acapulco (el 14 de febrero de 2009), lo cual es totalmente falso. La historia del famoso anillo se generó el año pasado, en un crucero que tomé con mis hijas. Mi cumpleaños (2 de agosto) cayó durante el viaje y Sofi y sus hermanas me regalaron pulseras, anillos y aretes de joyería de fantasía. Ya en México, Enrique me invitó a las bodas de plata del senador Ángel Aguirre Rivero, en Acapulco. Antes de irme, mi hija me reclamó que nunca me ponía lo que me regalaba, así que me puse el anillo. Ya en Acapulco, con el calor, me empezó a manchar el dedo de azul porque obviamente era de fantasía, así que me lo quité. A la semana esa revista publicó un artículo totalmente falso en el que decía que Enrique me había dado el anillo en Acapulco. Desde ahí le dimos un mayor significado al anillo y por eso nuestros apodos. El día que lleguemos a comprometernos en algo más formal, se va a saber porque no tenemos nada que esconder. ¿Eres una mujer celosa? ¡Lo que le sigue! No te puedo mentir. No por él, porque la verdad Enrique no me da motivos, pero soy celosa con mi trabajo, con mis hijas, con mi familia. Sí me considero celosa en general y mi novio no es la excepción.

¿Alguna vez has llorado por Peña Nieto? Sí, pero de felicidad. Después de que acepté ser su novia y me di cuenta de todos los detalles que tenía conmigo, un día en casa de mi mamá, la abracé llorando y le dije: “¿Ma, por qué no llegó antes?” He llorado otras veces también de alegría porque Enrique me da la oportunidad de sentirme mamá, de sentirme profesional, de sentirme mujer. ¿En qué ha cambiado tu vida desde que andas con Enrique? Me he vuelto mucho más nocturna porque es cuando él tiene tiempo para vernos. También me cambié de casa porque en la que estaba no era mía. Yo viví en la casa de Verónica Castro (hermana de José Alberto), en San Jerónimo, durante 16 años y cuando me divorcié de El Güero me fui a vivir con mis hijas a Miami. Como no teníamos un lugar donde vivir en México, compré desde hace dos años, con el esfuerzo de dos décadas de trabajo, la casa en la que ahora vivo, que en realidad es el patrimonio de Sofía, Fernanda y Regina. Si hoy te pide Peña Nieto que te cases con él ¿aceptarías? No te lo puedo decir porque lo va a leer (se ríe de inmediato). Claro y por supuesto que sí. Sí me casaría con Enrique. No ahorita porque tenemos que esperar a que se fortalezca la relación. Tengo que conocerlo más, pero cumple con todo lo que me gusta de un hombre.

ENCUENTRA SU NIDO

SE DESAHOGA

LOS HIJOS: PRUEBA SUPERADA

¿UNA RELACIÓN FICTICIA?

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad