Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La historia de Kiwilimón, contada desde los ojos de una de las cofundadoras

Platicamos con Lorenza Ávila, cofundadora de Kiwilimón, una plataforma que después de una década consideramos nuestra mejor amiga a la hora de resolvernos la vida dentro y fuera de la cocina.
miércoles 20 noviembre 2019
LORENZAAVILA-KIWILIMON-2.jpg
Lorenza Ávila

Es hora de admitirlo, existen dos tipos de personas: las que cocinan y las que NO cocinan. O por lo menos así fue antes de que llegara el Internet a conquistar el mundo. Gracias a esto, los que pertenecemos a la segunda categoría nos dimos cuenta que para preparar un buen platillo no necesitamos dominar las artes culinarias sino más bien seguir el paso a paso de una receta. Y si hay alguien que lo sabe a la perfección es definitivamente Kiwilimón.

Platicamos con Lorenza Ávila, cofundadora de la plataforma que ahora consideramos nuestra mejor amiga a la hora de resolver nuestros problemas dentro y fuera de la cocina. Aquí las reflexiones principales sobre un negocio que transformó la forma de hacer las cosas.

Publicidad

Se dice fácil, PERO miles de recetas y 10 años después... Kiwilimón celebra 2.8 millones de seguidores en Instagram. El sitio comenzó a funcionar el 5 de diciembre de 2009, y después de tanto tiempo, Lorenza aún recuerda cómo una idea que surgió de una pregunta tan común como: “¿qué voy a cocinar hoy?” vino a revolucionar toda una industria y también, una generación completa. Nuestra primera pregunta la creadora fue, “en tus palabras, ¿cómo describirías a Kiwilimón?”, emocionada, respondió:

Kiwilimón es una plataforma de recetas, una fuente de inspiración en donde puedes descubrir qué cocinar porque las opciones son infinitas. Es el lugar que te entretiene, pero más importante, es el amigo que se preocupa, que te entiende y te va a sacar SIEMPRE del apuro

¿Cómo nace Kiwilimón?

Lorenza se encontraba viviendo fuera de México junto a su esposo quien, en ese entonces estudiaba una maestría. Recién casada, no sabía cocinar, así que decidió meterse a clases. Como práctica preparó algunas cenas gourmet para sus amigos, mismas que se convirtieron en prueba y error. De hecho, pasó muy poco tiempo para que pasaran a ser un éxito. Sin embargo, había un problema: los platillos mexicanos eran imposibles de preparar, y es que encontrar una receta de algún platillo básico como una sopa de verduras o un caldo de pollo era como buscar una aguja en un pajar.

La oportunidad era evidente y al platicar con su amiga y ahora socia Debbie, decidieron crear una base de datos con recetas en forma de website. O en pocas palabras, una página en donde las personas pudieran consultar el paso a paso de cualquier platillo a través de fotos y videos.

Publicidad
Ahora sí, la duda de la mayoría, ¿por qué Kiwilimón?

La realidad es que no hay ninguna historia, eso sí, buscaban un nombre que NO se relacionara con “chef”, después de todo, su página iba a estar dirigida a las personas comunes y corrientes que quisieran preparar cosas deliciosas para su día a día. Kiwilimón resultó ser el nombre perfecto y el más catchy. Entonces, tanto Debbie como Lorenza se dedicaron a desarrollar su business plan, así como planes de marketing para entonces arrancar el negocio.

Lorenza, desde Austin, estaba a cargo del contenido y aunque desde el primer mes Kiwilimón tuvo éxito, fue hasta que llegaron las redes sociales cuando realmente despegó la plataforma. Facebook fue el medio por el cual decidieron reinventarse y crear videos en formato corto y cuadrados. Fácil no fue, pues apostaron por algo que pocos habían intentado: crear publicidad orgánica.

Al principio publicamos videos a lo bestia pero fueron un éxito, por ejemplo, el trompo al pastor que tuvo 30 millones de reproducciones, ¡fue una locura!

Una de las claves del éxito de Kiwilimón es el equipo, sin el cual, Lorenza considera hubiera sido posible crear una marca como esta. Y es que al trabajar remotamente, la fundadora de la empresa ha desarrollado a través de los años un equipo con el que día con día le es más fácil trabajar: “todo mundo ya sabe cuál es su papel y qué debe hacer, además, con el internet ahora es mucho más fácil”, nos cuenta.

¿La clave de nuestro éxito? El ser exageradamente bien hechos, conocer lo que les gustaba a las personas, mantener la calidad de las fotos, videos y sobre todo, ser exigentes con las marcas con las que colaboramos.

¿Qué sigue para Kiwilimón?

Los planes son muchos (algunos todavía secretos) y las posibilidades infinitas. Por ahora, Lorenza nos cuenta que vienen alianzas increíbles, por ejemplo, con una iniciativa llamada “Dibujando un mañana”, en la que buscan que niños de México tengan una mejor alimentación: “queremos hacer recetarios, darles tips económicos y nutritivos a las mamás para que sus hijos tengan una mejor alimentación”, dice Lorenza.

Publicidad

También aprovechamos para preguntarle a la cofundadora un consejo para aquellas mujeres que quieren emprender, su respuesta fue la siguiente: “Cuando trabajas desde casa debes de tener un espacio en el que no te vayan a interrumpir: ni tus mascotas, ni tus hijos, ni tu esposo son la excepción. Tienes que estar conectado y la gente con la que trabajas siempre tiene que poder encontrarte”.

LORENZA-AVILA-KIWILIMON.jpg
Lorenza Ávila

Sin duda, Kiwilimón cambió las reglas del juego y en un mundo en el que todas las recetas eran secretas y familiares, la plataforma llegó para revolucionar cómo se hacen las cosas. Y es que más que poner a nuestro alcance miles de opciones deliciosas para preparar en casa, Kiwilimón creó una generación que no tiene celo de las recetas.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad