Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Año nuevo, mente nueva, cuerpo nuevo. Te compartimos la mejor guía para lograrlo

Cambia hábitos en tu vida y asegúrate de conseguir un equilibrio entre tu mente y cuerpo.

Siempre que empieza un nuevo año tenemos miles de propósitos en nuestra lista, pero, ¿realmente los cumplimos? Olvida los resultados rápidos. Si de verdad quieres cambiar, es momento de poner en marcha un plan que integre una rutina donde tú seas el objetivo principal. La verdad es que muchas veces nos alejamos de lo que nuestra mente o cuerpo necesita, así que es importante encontrar un equilibrio con una rutina óptima de buenos hábitos que se conviertan en tus mejores aliados. Establece una meta que sea simple, por ejemplo, ser más activa, comer mejor, tener una rutina efectiva de skincare, etcétera. Si todavía no sabes ni por donde empezar entonces las siguientes líneas te interesan. Aquí te compartimos una guía de lo que tienes que hacer para tener una vida mucho más saludable.

1. Buena alimentación
Pareciera que diciembre y enero es un verdadero maratón para ver quién come más y justo cuando acaban las fiestas definitivamente ya no sabemos cómo parar la carrera. Por eso el primer punto es analizar qué es lo que tienes que hacer para comenzar a comer de una forma mucho más saludable. Platicamos con Raquel Pérez , health coach deportiva, quien nos explica que todo empieza con retos pequeños que después serán los grandes logros. "Cambia el refresco o el agua de sabor por agua natural. No olvides que desayunar todos los días es súper importante para mantener activo el metabolismo. Haz ejercicio al menos cuatro días a la semana. A la hora de la comida, inicia siempre con un plato de ensaladas o verduras" asegura la experta y continúa "si sientes desesperación por comer algo dulce, probablemente tienes una adicción al azúcar. Así que cuando tengas este deseo analiza de dónde nace ese craving. Puede venir desde una necesidad de tu cuerpo hasta algo emocional y, con base en ello, apuesta por un snack saludable como pepinos, jícamas o verduras deshidratadas".

Publicidad

2. Relájate
El trabajo y la rutina son algunos de los factores principales que detonan el estrés. Haz una pausa, cierra los ojos y analiza tu vida en retrospectiva. ¿Has tenido tiempo para ti? Si tu respuesta fue negativa, entonces es momento de que conectes contigo misma en todos los sentidos. ¿La forma más efectiva de lograrlo? Definitivamente en un Spa. Así que cuando acabes de leer esto haz una cita en tu espacio favorito.

3. Mejora tu piel
Una rutina rigurosa de belleza y usar los productos adecuados son clave para tener una piel perfecta. Aunque nunca es demasiado tarde para empezar, más vale que comiences a cuidar tu cutis y te asegures de retrasar la aparición de signos de envejecimiento de una vez por todas. Incluye en tu kit un limpiador que te ayude a eliminar impurezas y células muertas, un suero y crema para dar un shot de hidratación y un protector solar para evitar que los rayos UV dañen tu piel.

4. Haz ejercicio
Ser constante y hacer una rutina física todos los días no siempre es cosa fácil. Pero no te preocupes, la idea es encontrar una actividad que te guste tanto que no puedas dejarla de hacer. Pilates, ejercicio funcional, correr, nadar. No importa lo que hagas, solo asegúrate que sea algo en donde además de divertirte puedas conseguir un cuerpo de impacto.

Si quieres saber más sobre lugares y tips, no te pierdas nuestra edición de enero en donde te compartimos una guía súper detallada para empezar desde cero.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad