Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tom Daley deja ver sus talentos ocultos: además de tejer, habla perfecto español

Tom Daley sigue desvelando sus talentos ocultos en Tokio: no solo sabe tejer, también habla español.
martes 03 agosto 2021
(Obligatorio)
Tom Daley habla perfecto español.

El paso de Tom Daley por los Juegos Olímpicos Tokio 2020 está dejando un sinfín de anécdotas más allá de su comprensible emoción tras ganar por fin una medalla de oro en la categoría de salto sincronizado en trampolín de 10 metros.

Publicidad

Sus fotografías tejiendo en las gradas mientras apoya a sus compañeros de equipo se han vuelto virales y no han hecho más que aumentar su popularidad en las redes sociales, que lo convirtieron hace tiempo en una verdadera estrella en Reino Unido.

Ahora el británico se animó a participar en un concurso de saltos con el clavadista mexicano Rommel Pacheco, que grabaron para el canal de TikTok de este último y en el que el perdedor se jugaba probar una salsa de chile habanero.

Lo más llamativo es que en el video Tom aparece hablando en español y, aunque él insiste en que solo domina "un poquito del idioma", las tres frases que dice ante la cámara las pronuncia con un acento impecable. "Vamos a hacer (saltos) mortales y, el que se mueva al aterrizar, va a perder y comerá salsa picante. Obviamente yo estoy acostumbrado porque soy yucateco", explicó Rommel acerca del reto que le había propuesto a su ídolo.

Publicidad

"No me gusta la comida picante", lo interrumpió rápidamente Tom, dirigiéndose a él en español y poniendo cara de susto.

Al final, la suerte se puso de parte de Rommel y a Tom no le quedó más remedio que cumplir con su palabra comiendo un poco de salsa de chile habanero. "No sé qué voy a hacer. Es mucho, ¿no?", confesó de nuevo en español cuando le pusieron un poco de este condimento en el dedo.

Su reacción nada más probarlo no tuvo precio: además de cambiar automáticamente al inglés para exclamar "oh, dios mío", rompió a sudar casi al instante. Salta a la vista que no había exagerado al asegurar que la comida picante no es lo suyo.

Publicidad
Publicidad
Publicidad