Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Suman más de cinco denuncias por abuso sexual contra Andrés Roemer

Al menos cinco mujeres acusan al escritor de violentarlas sexualmente; hasta el momento del Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO no se ha pronunciado al respecto.
viernes 19 febrero 2021
Cumpleaños Andrés Roemer 2009
Andrés Roemer .

Ya van más de cinco denuncias por abuso sexual en contra del escritor y Embajador de Buena Voluntad de la UNESCO, Andrés Roemer .

Más de cinco mujeres, entre ellas la bailarina Itzel Schnaas, y dos periodistas coinciden en lo mismo: su modus operandi. Según los testimonios, las lleva a su casa en la colonia Roma (CDMX) con engaños para hablar "de trabajo", pero acaba por violentarlas sexualmente.

Publicidad

Aunque ya existían denuncias en su contra, la bomba estalló el 15 de febrero con el testimonio de Itzel, quien en 2020 lo acusó por acoso sexual ante la Unidad de Género de Grupo Salinas.
La instancia llevó a cabo una investigación para lo cual citó a organizaciones como #MeTooMéxico y Periodistas Unidas Mexicanas, en la cual ya se habían presentado denuncias contra Roemer.

Itzel reveló en un video difundido en YouTube que la investigación concluyó en diciembre que "Andrés Roemer es un violentador sexual patológico que atenta contra mujeres".

En su video, la bailarina narra su experiencia con el fundador de La Ciudad de las Ideas; se conocieron justo durante este evento donde intercambiaron teléfonos. Días después, la citó en una cafetería para que la bailarina le hablara de sus proyectos de trabajo, pero de último momento cambió el lugar de la cita: su casa.

Luego de ofrecerle una copa de alcohol (que Itzel rechazó ya que le dijo, tenía que conducir su motocicleta), ella empezó a hablar de sus proyectos, pero Roemer la empezó a interrumpir con cumplidos incómodos sobre lo sexi que se ve una mujer que anda en moto.

Durante la "charla", Andrés la interrumpió en varias ocasiones para hacer comentarios de tono sexual, hasta que el conductor del programa De Cabeza, de ADN40, la tocó sin su consentimiento.

"Empezó a acariciar mis piernas, a masajear mis piernas cerca de la ingle y a tocar su pene. Tocar y/o excitar y/o masturbar, a veces hacen falta precisiones y no las tengo, para mí fue un poco de todo", relata Schnaas.

Para entonces la bailarina ya estaba muy nerviosa, así que terminó la entrevista, no sin antes recibir "algunos miles de pesos" por parte de Roemer, quien le dijo: "A nuestra próxima reunión llegas con una falda que yo te haya comprado. Así se despide el doctor, no sin antes sumar besos y caricias atrevidas o faltas del más mínimo respeto".

Publicidad

Antes del video de Itzel ya existían al menos tres denuncias anónimas en contra de Roemer, mismas que fueron presentadas ante Periodistas Unidas Mexicanas. Al ver que Itzel había hecho público su caso, otras víctimas decidieron romper el anonimato.

Tal fue el caso de la comunicóloga Talia Margulis, a quien Roemer acosó sexualmente cuando ambos trabajaron juntos en La Ciudad de las Ideas. De nueva cuenta, la cita fue en su casa ubicada en la colonia Roma. ¿El asunto? Hablar "de trabajo". Y lo mismo, luego de ofrecerle una copa le hizo "piropos" ofensivos y se le empezó a insinuar.

"Platicábamos sobre mi carrera, la cual yo estaba cursando, y de pronto a mitad de la plática me dijo: 'Qué ricas chichis tienes'. Le dije que yo no venía a eso y me disculpaba si estaba dando otra imagen distinta… se disculpó y seguimos para que ahora me preguntara si estaba depilada. En ese momento me paré y me fui", relató Talia.

La periodista Montserrat Ortiz es otra de las denunciantes. En su caso los hechos ocurrieron en 2017, igual en casa de Roemer, donde el escritor la citó para hacerle una oferta de trabajo en TV Azteca. Según relata Montserrat en un post de Twitter, lo conoció cuando ambos trabajaban en ADN40 y le habían pedido que lo entrevistara.

Cuando la periodista llegó a casa de Roemer, el personal de servicio se fue del lugar por lo que quedaron solos.

Publicidad

"Primero comenzó a hablar de trabajo. Me preguntó cuánto me pagaban en ADN40. 'Es una broma', dijo cuando le respondí. 'Conmigo vas a crecer mucho más'. Recuerdo que llevaba vestido porque ese día me tocó grabar por el trabajo y tenía que ir formal, pero el hombre comenzó a decirme que seguramente me lo había puesto para enseñarle las piernas.

"Tomé un cojín que había en la sala y me cubrí las piernas, pero él me lo quitó y me comenzó a tocar. Le dije que no, lo empujé. Le dije que quería irme, pero no se detuvo", recordó Ortiz.

Después, Roemer le dijo que era "un gran amigo" de Ricardo Salinas Pliego y que por eso él podía hacer que ella creciera mucho en el medio. "Pero si no 'cooperaba' también podría hacer que me corrieran cuando él lo deseara. Además me aseguró que era accionista y podía disponer de quien quisiera porque esa empresa, en parte, también era suya".

Luego vino el abuso sexual que culminó con Roemer dándole unos 7 mil pesos en efectivo y algunos dólares. El escritor le dijo que se "comprara un vestido caro para volverlo a ver".

"Recuerdo que le cuestioné el por qué no respetaba a su esposa. Él me dijo que ella ya sabía las cosas que hacía y que tenían una relación abierta", explicó Montserrat.

Una cuarta denuncia, ésta anónima y presentada en el Twitter de Periodistas Unidas Mexicanas, relata el mismo modus operandi: la citó en su casa para concederle una entrevista. Como en los casos anteriores, después de los primeros minutos de conversación, Roemer empieza a hacer comentarios sobre su físico "y a hacer bromas sobre lo guapa que estaba.

"Mi respuesta fue sólo reírme y ponerme nerviosa, mientras trataba de continuar con la entrevista; pero él continuaba haciendo comentarios fuera de lugar y acercándose cada vez más hacia donde yo me encontraba", se puede leer en el tweet.

La denunciante también reveló que la intentó besar en un par de ocasiones: "Yo lo esquivé volteando la cara, a lo que me respondió que no entendía por qué me negaba si 'iba vestida así' (yo iba con un vestido común y corriente de Inditex y botas). Me quedé muda intentando volver a la entrevista, pero me preguntó que si era lesbiana, porque si no, no entendía por qué me negaba.

"Ya no pude seguir y concluí la entrevista. Mientras salíamos finalmente me pidió que no comentara a nadie sobre la situación porque 'él era figura pública' y que otro día me invitaba a cenar o por un café", agregó.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de febrero (da click en la imagen)

Una denuncia más, también anónima, asegura que Roemer la llevó con mentiras a su casa donde la obligó a tener sexo. "Me dijo que su esposa 'ya sabía que yo estaría ahí' y que tenían un matrimonio 'diferente'. Cuando me resistí, me dijo que si decía algo, él haría que me corrieran de la empresa.

"'Nadie le va a creer a una reportera', me decía. Después del encuentro escribía mensajes todo el tiempo hasta que, supongo, se hartó de que no le hice caso y dejó de molestar", abundó.

La denunciante reveló que tiempo después se enteró de que Roemer sí tenía el peso que decía tener sobre la empresa "y decidí callarme y tan sólo olvidarlo.

"Hoy quiero que el mundo se entere de que Andrés Roemer es un cerdo acosador, violador; un enfermo sin moral. No tiene respeto ni por su propia esposa, mucho menos para las que no somos nada de él", finalizó.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad