Mamá de niño que cayó en guarida de gorila llamó al 911, surge audio

La voz aterrorizada de Michelle Greggs se escucha tras llamar al número de emergencia pidiendo ayuda al ver a su hijo de cuatro años dentro de la jaula de Harambe.
La voz aterrorizada de Michelle Greggs se escucha tras llamar al número de emergencia pidiendo ayuda al ver a su hijo de cuatro años dentro de la jaula de Harambe.
 La voz aterrorizada de Michelle Greggs se escucha tras llamar al número de emergencia pidiendo ayuda al ver a su hijo de cuatro años dentro de la jaula de Harambe.  (Foto: YouTube)

Lo primero que hizo la madre del niño que cayó en la guarida del gorila al ver a su hijo dentro de la jaula fue llamar al 911 pidiendo por ayuda. La grabación ha sido revelada por la policía de Cincinnati.

En el audio se percibe la voz aterrorizada de Michelle Greggs que intenta explicar lo que sucedía: “Mi hijo cayó en la sección del gorila, en el zoológico de Cincinnati. Mi hijo cayó con el gorila. ¡Hay un gorila macho parado con él!... Está arrastrando a mi hijo. ¡No puedo ver esto!”.

En la grabación también se escucha a la mamá gritarle a su hijo de 4 años: “Calma, calma”.

También se escucha como alguien que estaba cerca de Michelle grita: “Hay un bebé en el zoológico en la guarida del gorila. Apresúrense, los gorilas están afuera. Oh Dios mío”.

El niño pudo ser rescatado 10 minutos después de que cayera. Los guardias del zoológico vieron como única alternativa para salvar la vida del niño sacrificar a Harambe, gorila de más de 200 kilos, pues sedarlo representaba mucho riesgo ya que podría ponerse más agresivo al dispararle el tranquilizante.


Papás del niño, Deonne Dickerson y Michelle Gregg.
 Papás del niño, Deonne Dickerson y Michelle Gregg.  (Foto: Facebook)

Por lo pronto, la policía está investigando a la familia del pequeño, según informa la agencia AP, sin embargo, el profesor en leyes de la Universidad de Ohio, Ric Simmons, considera que es muy poco probable que los papas, Michelle Gregg y Deonne Dickerson, sean acusados de negligencia puesto que esto sucede sólo cuando un hijo o hija es dejado sin atención por una largo periodo de tiempo, algo que no ocurrió en este caso.


Harambe tenía 17 años.
 Harambe tenía 17 años.  (Foto: CINCINNATI ZOO)

Tras recibir miles de críticas por dejar a su hijo sin vigilancia, la mamá publicó un mensaje en su cuenta de Facebook: "Quiero agradecer a todos por sus oraciones... Dios protegió a mi hijo hasta que las autoridades fueron capaces de rescatarlo. Mi hijo está bien y pudo salir de ahí caminando con unos cuantos golpes, sin huesos rotos o heridas internas… Como sociedad somos muy rápidos para juzgar cómo un papá podría quitarle los ojos de encima a sus hijos, y todos los que me conocen saben que me mantengo muy al tanto de los míos. Los accidentes suceden, pero estoy agradecida de que la gente correcta estuviera en el lugar correcto", publicó en la red social.

Notas relacionadas:

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas