Thalía, orgullosa, cuenta del gran gesto que tuvo su hija esta Navidad

Sabrina Sakaë, de 8 años, pidió a su mamá algo que dejó a la cantante una gran lección de vida; con un emotivo video y mensaje, lo compartió en redes.
Sabrina Sakaë, de 8 años, pidió a su mamá algo que dejó a la cantante una gran lección de vida; con un emotivo video y mensaje, lo compartió en redes.
 Sabrina Sakaë, de 8 años, pidió a su mamá algo que dejó a la cantante una gran lección de vida; con un emotivo video y mensaje, lo compartió en redes.

Thalía había decidido no compartir la experiencia que vivió con su hija Sabrina Sakaë hace un par de semanas, sin embargo la emoción navideña la motivó a publicar un video en el que se ve a ella y a su hija de 8 años, repartir regalos a la gente necesitada. La cantante, muy orgullosa, cuenta que todo fue idea de su hija y que ella actúo sólo como “Santa-Mami”. Con un mensaje muy emotivo, Thalía cuenta la acción de su hija: “Quería guardarme este momento tan íntimo que vivimos hace dos fines de semana mi hija Sabrina y yo, pero en estas fechas navideñas este tipo de mensaje es lo que necesitan nuestros corazones.


-
 -  (Foto: Facebook)

Sabrina tuvo la iniciativa de pasar una Navidad junto con otros pequeños. Ella hizo la lista de regalos a "Santa-Mami" para llevarle juguetes, guantes, gorritos y pavos a familias en necesidad en esta época del año. En ese momento, le dije que todos los sueños, cuando salen del corazón, SIEMPRE se hacen realidad. Así que contacté a mis cómplices, que en esta ocasión fueron Horacio Ontiveros, La Hermana Julia y las Parroquias de San Jerónimo y San Lucas en el Bronx, que organizaron el lugar con mesas y sillas, y a Gonzalo Mercado, activista social del proyecto #‎ÑaniMigrante y Director del #‎Centrodelinmigrante. ¡Y manos a la obra! Para Sabrina, era importante llevar tamales, pan dulce y chocolate caliente para darle un ambiente de celebración. Uno, como madre o padre, siente que tiene que ser un ejemplo latente para sus hijos, ya que absorben todo lo que tienen en su entorno. Pero en este caso, el ejemplo salió de una nenita de ocho años que nos demostró que el sentimiento de ayudar y compartir no tiene edad ni tiene límites.


-
 -  (Foto: Facebook)

La lección que aprendí en esta Navidad de mi hija Sabrina Sakaë es que nunca es demasiado temprano para hablar de cómo formar una parte activa y productiva de tu comunidad para afectarla positivamente. ¡Siempre los veremos como nuestros bebés, pero aún pequeños, estamos preparando titanes espirituales! Con mucho cariño, les comparto este pequeño vídeo simbólico. ¡Feliz Navidad para todos! Y que Dios los bendiga siempre. I am extremely proud of my daughter Sabrina Sakaë. She has such a kind and generous spirit! This is her work.”

¿Qué te pareció el gesto de Sabrina?

Notas relacionadas:

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas