Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

¿Mensaje oculto? Carlos III asegura que su reinado enfrentará errores del pasado

En medio de la polémica que generó que Meghan y Harry recibirán un premio por su 'heroica' lucha contra el 'racismo estructural' (en la Casa de Windsor), el rey asegura hará frente al colonialismo.
miércoles 23 noviembre 2022
Rey Carlos III
El rey Carlos III cumplió cabalmente en su primera cena de Estado.

Finalmente llegó el primer banquete de Estado para los reyes Carlos III y Camila, Buckingham Palace brilló en la realización y, como es costumbre en la realiza británica todo salió de acuerdo a la cronometrada agenda, pero fue Su Majestad quien brilló más aprovechando el momento para ratificar cómo será la nueva Casa de Windsor .

El soberano utilizó su primer discurso importante ante el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, para señalar que su monarquía abordará el legado del colonialismo. Carlos III expresó que aspectos de la relación entre los dos países "provocaron un profundo dolor", pero pidió una futura cooperación.

Publicidad

El discurso llega como parte del compromiso de Carlos III a la agenda en la que impulsa el mantener unida a la Commonwealth, en medio de crecientes llamados en algunas de sus naciones miembros para abandonar la monarquía para siempre. El año pasado, el entonces príncipe denunció la "espantosa atrocidad de la esclavitud".

En un discurso pronunciado en Barbados cuando rompía los lazos con la Familia Real y se convertía en una república, el hijo de Isabel II agregó ese pasado "mancha para siempre nuestra historia". No es la única ocasión que el actual monarca hizo eco del legado atroz del Reino Unido en cuanto a la trata de esclavos.

Ante los líderes de la Commonwealth afirmó: "No puedo describir la profundidad de mi dolor personal por el sufrimiento de tantos mientras continúo profundizando mi propia comprensión del impacto duradero de la esclavitud". En su más reciente speech garantizó que RU, reconocerá "los errores que han dado forma a nuestro pasado".

En su primer banquete de Estado como rey, Carlos III recibió al presidente Ramaphosa y la delegación sudafricana, estuvieron acompañados por Camila, reina consorte, así como en su evento más importante desde su nombramiento por el príncipe William, príncipe de Gales, y Catherine, princesa de Gales.

Un total de 163 personas, incluidos políticos de alto nivel de ambos países estuvieron presentes en un opulento banquete mientras el palacio hacía todo lo posible para que en la primera visita de Estado del reinado del hijo de Isabel II todo saliera de acuerdo a los planes.

Acorde a su agenda, el rey Carlos III abordó el todavía doloroso y complicado tema de la historia colonial del Reino Unido de Gran Bretaña con Sudáfrica: "Si bien hay elementos de esa historia que provocan un profundo dolor, es esencial que busquemos comprenderlos".

Rey Carlos III y presidente Cyril Ramaphosa
El rey Carlos III dejó muy impresionado al presidente Cyril Ramaphosa.

Recordó entonces su anterior encuentro con las cabezas de Estado de otros países: "Como les dije a los líderes de la Commonwealth a principios de este año, debemos reconocer los errores que han dado forma a nuestro pasado si queremos liberar el poder de nuestro futuro común".

El presidente Ramaphosa, que estaba sentado a su lado en la mesa principal, asintió suavemente ante sus palabras. El monarca también dijo a sus invitados que "Sudáfrica, como la Commonwealth, siempre ha sido parte de mi vida. La difunta reina tuvo el gran placer de recibir a los presidentes Mandela, Mbeki y Zuma, en todas estuve presente".

Cena de Estado en Gran Bretaña
El Palacio de Buckingham seleccionó muy bien los platillos y vinos para esta cena de Estado.

 

Durante aquellas visitas a la capital del imperio, Carlos III hizo memoria y aseguró que su mamá "expresó su admiración por su país y su gente, su vitalidad, belleza natural y diversidad. Ella siempre habló calurosamente de su regreso a su país en 1995, como invitada del presidente Mandela".

Aquel viaje de la reina Isabel II fue en el marco de "los trascendentales eventos —impulsados ​​desde dentro de Sudáfrica y apoyados por tantos en todo el mundo, incluso aquí en el Reino Unido— que trajeron democracia a su país", expresó el nuevo soberano británico.

Luego le puso un poco de humor a la noche, y provocó la risa de todos los asistentes, al compartir: "Durante una de mis propias visitas a Sudáfrica, en 1997, el presidente Mandela me dijo que le había dado a mi mamá un nombre especial: Motlalepula, que significa 'venir con la lluvia'.

"Me aseguraron que esto era una muestra del afecto particular que el presidente Mandela sentía por la reina Isabel II… ¡más que un comentario sobre la costumbre británica de llevar nuestro clima con nosotros!", expresó muy animado el rey Carlos III, quien la velada al pronunciar "bienvenido" en los principales idiomas de Sudáfrica.

El presidente quedó doblemente encantado (ya que abiertamente expresó un "¡Wow!"), cuando Su Majestad concluyó su mensaje con entusiasmo al pronunciar "Nkosi Sikelel' iAfrika". Con su intervención el rey sugirió una continuación de la actitud conciliadora que adoptó mientras era heredero al trono.

Poco a poco intenta lograr que la ira se desvanezca por el papel del Reino Unido en la trata de esclavos. Además de que pudo enviar, entre líneas un mensaje a EE.UU. a sus hijos Harry y Meghan, quienes serán reconocidos con el premio Robert F. Kennedy Ripple of Hope para sepan que en la nueva Casa de Windsor no hay lugar para la discriminación.

 
Publicidad