Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El príncipe Andrés, acusado de abuso sexual, pierde sus honores militares

El Palacio de Buckingham anunció en un comunicado que sus afiliaciones militares y patronatos han sido devueltos a su madre, la reina Isabel.
jueves 13 enero 2022

Al príncipe Andrés, hijo de la reina Isabel II, que enfrenta una demanda en Estados Unidos por abuso sexual, se le han retirado sus cargos honoríficos "con aprobación y acuerdo de la reina" a la cabeza de regimientos militares y asociaciones benéficas, informó el jueves el Palacio de Buckingham.

Publicidad

"El duque de York seguirá sin desempeñar ninguna función pública y se defenderá en este caso en calidad de ciudadano privado", precisó el palacio en un breve comunicado.

Una fuente real asegura que, de igual manera, el príncipe ya no podrá utilizar el estilo de "Su Alteza Real" en ningún tipo de facultad oficial.

Andrés tiene 15 títulos militares, dado que sirvió en la Marina Real británica por 22 años. Uno de sus más grandes éxitos fue participar en la Guerra de las Malvinas, de la que regresó a Inglaterra como un héroe.

Ayer se hizo público que el juez Lewis A. Kaplan de Nueva York consideró que la demanda en contra del príncipe Andrés por abuso sexual es procedente y debe ser llevada a la corte.

No se sabe aún qué sucederá: si el duque irá a tribunal a defender su caso o si finalmente optará por pagar a su demandante, Virginia Giuffre, para llegar a un acuerdo económico fuera de la corte, pero es un hecho que el deseo de los abogados de Andrés -que el juez desestimara el caso- no se cumplió y habrá consecuencias.

FILES-BRITAIN-ROYALS-ASSAULT-COURT
Según expertos, la posibilidad de que el caso se lleve a lo penal es casi nula.

El príncipe ha negado “categóricamente” las acusaciones de Giuffre, que asegura que el príncipe abusó sexualmente de ella cuando tenía 17 años en repetidas ocasiones, pero poco importa lo que diga: su reputación ha sido dañada irreparablemente. Las consecuencias, sin embargo, van más allá de eso. Hay una larga lista de cosas que están en juego para el duque de York.

Título de Su Alteza Real

El príncipe Andrés dejó todos sus deberes reales en noviembre de 2019 tras haber solicitado a la reina un permiso para retirarse temporalmente. Dado el tamaño del escándalo en que está envuelto, a Andrés podría pedírsele que deje de usar el título de Su Alteza Real, tal como sucedió con los duques de Sussex cuando optaron por irse a California y dejar de ser miembros senior de la familia real.

Publicidad

Título de duque de York

Se ha especulado sobre si se le retirará el título de duque de York, un regalo de su madre cuando se casó con Sarah Ferguson en 1986. Según el diario The Guardian, el biógrafo real Christopher Warwick asegura que existen leyes con respecto a los títulos y que sólo se retiran a “enemigos reales”. “Andrés no es enemigo de la Gran Bretaña, por lo que difícilmente sería objeto del Acto de Privación”.

US-BRITAIN-ROYALS-ASSAULT-COURT
La imagen en la que aparecen Andrés, Virginia Giuffre (entonces Roberts) y Ghislaine Maxwell ha dado la vuelta al mundo.

Daño económico

De no ganar el caso, el príncipe perderá millones de dólares, aunque la cantidad no es clara aún pues la demanda no especifica la suma que Giuffre busca específicamente. A esto habría que sumarle los cargos por daños y el millonario costo de sus abogados. Afortunadamente para el duque, se informó que al fin encontró compradora para el chalet suizo (con un valor de casi 24 millones de dólares) que puso en venta para aliviar sus deudas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad