Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Ingrid Alexandra de Noruega: la princesa que pasó sus vacaciones lavando platos

La hija del príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit estuvo trabajando en un restaurante durante sus vacaciones, ¿por qué?
lunes 13 septiembre 2021
Princesa Mette-Marit, Princesa Ingrid Alexandra y el Príncipe Haakon de Noruega
La Princesa Heredera Mette-Marit, la Princesa Ingrid Alexandra y el Príncipe Heredero Haakon de Noruega.

Aunque esta historia pareciera el argumento para un cuento de hadas como La Cenicienta, teniendo como protagonista a la única hija del príncipe Haakon y la princesa Mette-Marit, a la princesa Ingrid Alexandra, es la historia real de lo que fueron las vacaciones de verano para la segunda en la línea de sucesión al trono de Noruega.

Publicidad
 Princesa Ingrid Alexandra de Noruega
La princesa Ingrid Alexandra en la confirmación de su hermano, el príncipe Sverre Magnus, en la iglesia Asker el 5 de septiembre de 2020 en Oslo, Noruega.

A pesar de que será reina algún día, despúes de su padre, actualmente lleva una vida, dentro de lo que cabe, lo más tradicional posible, por esa razón este verano ella misma decidió trabajar lavando platos en un restaurante italiano.

La joven de 17 años no estaba siendo castigada por sus padres, sino que en realidad buscaba disfrutar de una primera experiencia laboral ‘normal’, según informa la revista Se og Hør (Ver y escuchar).

La princesa Ingrid Alexandra y la reina Sonja
La princesa Ingrid Alexandra y la reina Sonja asisten al Parque de Esculturas de Ingrid Alexandra, donde se instalaron las esculturas finales el 17 de septiembre de 2019 en Oslo, Noruega.

La idea de buscar un trabajo que no requiriera de mayores acreditaciones o experiencia surgió del ejemplo de su propia madre, la princesa Mette-Marit, quien en su juventud trabajó como mesera antes de conocer a su esposo, el príncipe Haakon, cuando era una madre soltera con un niño de corta edad al que mantener: su hijo mayor Marius.

 

Debido a ser menos de edad, Ingrid no podía servir alcohol en el restaurante Skur 33 ubicado en Oslo, donde le dieron el empleo. Estuvo trabajando principalmente en la cocina antes de contagiarse de Covid-19 en agosto.

De hecho, fue por este contagio que Haakon y Mette-Marit tuvieron que posponer el festejo por su aniversario 20 de bodas, que celebrarían el 25 de agosto. Hasta el momento no se ha elegido una nueva fecha para la celebración.

 

“Su Alteza Real, la Princesa Ingrid Alexandra, dio positivo por coronavirus y está aislada en su casa en Skaugum. El resto de la familia del Príncipe heredero también ha sido examinada, pero han dado negativo”, se lee en el escrito, sin embargo toda la familia decidió aislarse para minimizar cualquier riesgo.

Lo bueno es que la princesa pudo recuperarse justo a tiempo para el regreso a clases este septiembre.

Publicidad