Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La princesa Beatriz rompe el protocolo por culpa de Meghan y Harry

Sin saberlo, el príncipe Harry podría ser el causante de que su prima rompiera el protocolo.
viernes 27 diciembre 2019
Edoardo Mapelli y la princesa Beatriz
Edoardo Mapelli y la princesa Beatriz durante el servicio anual en Sandringham.

La mañana de Navidad, la princesa Beatriz y su futuro esposo, Edoardo Mapelli desfilaron junto al resto de la familia real, para asistir al servicio anual celebrado en la iglesia de Santa María Magdalena, en la residencia de la reina Isabel II, en Sandringham. Aunque pareciera que todo transcurrió con normalidad, la primogénita del príncipe Andrés y Sarah Ferguson rompió el protocolo.

Según la tradición, los integrantes de la familia que estén comprometidos no pueden asistir con sus parejas. Los royals tienen que esperar a estar casados para asistir junto a sus prometidos a esta celebración. La princesa Beatriz y el empresario inmobiliario anunciaron su compromiso a finales de septiembre y se espera que la boda suceda en los primeros meses de 2020.

Publicidad

¿Por qué el príncipe Harry y Meghan son los culpables?
El ahora duque de Sussex también rompió el protocolo en 2017, al invitar a Meghan Markle , con quien se comprometió casi un mes antes. Aunque en ese momento la casa real sabía estaba rompiendo el protocolo, los asesores de relaciones públicas justificaron el gesto, diciendo que era para no herir susceptibilidades o crear polémica en los medios.

El príncipe Harry anuncia su compromiso con Meghan Markle

"Sin embargo, Harry y Meghan vivirán juntos en Nottingham Cottage en el Palacio de Kensington y su familia se encuentra en los Estados Unidos. La monarquía depende en gran medida del precedente y la tradición, pero también tiene su propia", dijo el experto en realeza Richard Fitzwilliams al diario británico Express UK.

Publicidad

Los royals que sí siguieron el protocolo al pie de la letra

Aunque Kate Middleton llegó de manera extraoficial a la familia real en 2003, cuando inició un noviazgo formal con el príncipe William. La ahora duquesa de Cambridge, tuvo que esperar hasta 2011 para asistir a un servicio en Sandringham.

Príncipe Wiliam, Kate Middleton, príncipe Harry, príncipe Carlos y Camila Parker
Príncipe Wiliam, Kate Middleton, príncipe Harry, príncipe Carlos y Camila Parker en Sandringham 2011.

Lo mismo ocurrió con Mike Tindall, el ahora esposo de Zara Phillips –hija de la princesa Ana-, quien al igual que Kate, no pudo asistir a la celebración familiar hasta que contrajo matrimonio con la nieta de la reina.

“En 2010, Kate no fue invitada a hacerlo después de su compromiso con William, ni Mike Tindall después de su relación con la hija de la princesa, solo esposos y familiares generalmente están invitados”, añadió el experto.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad