Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

¿Por qué Meghan Markle todavía no es ciudadana británica?

El Palacio de Kensington aseguró que la tratarían a la duquesa de Sussex como a cualquier otra persona y que cumpliría con los requisitos que estipula el Gobierno.
martes 19 noviembre 2019
Meghan Markle
La duquesa de Sussex tendrá que esperar como cualquier persona para obtener la ciudadanía.

A diferencia de Estados Unidos en donde el matrimonio asegura de forma casi inmediata la ciudadanía, en Reini Unido las cosas son diferentes y así lo comprobó Meghan Markle, quien a pesar de ser parte de la Casa de Windsor por estar casada con el príncipe Harry, aún no es ciudadana británica.

Esto es en parte por su condición de miembro de la familia real, ya que ninguno de ellos tiene privilegios ante la ley. La boda con el hoy duque de Sussex, el 19 de mayo de 2018, fue el detonante para iniciar el proceso de la ciudadanía de la hasta entonces actriz, por lo que apenas lleva uno, de los tres años que se necesitan para obtenerla.

Publicidad

Meghan inició el proceso para conseguir la ciudadanía hace dos años, después de que se anunciara su compromiso con el nieto de la reina Isabel II en noviembre de 2017, pero el Palacio de Kensington dejó claro que Meghan sería tratada como a cualquier otra persona y que cumpliría con los requisitos que estipula el Gobierno en materia de inmigración.

Meghan Markle
La duquesa de Sussex inició el proceso para conseguir la ciudadanía hace dos años.

En Reino Unido hay varias opciones para conseguir ser ciudadano, aunque todo indica que Markle se postuló por la opción de pedirla como cónyuge de un británico. Para este supuesto, la ley establece que hay que cumplir tres años de matrimonio antes de obtener la nacionalidad, algo que no le molesta a la royal, según uno de sus amigos.

Puede parecer extraordinario dado que ha estado casada con el nieto de la reina durante 18 meses, pero acepta el procedimiento tal y como es

Publicidad

Meghan cumplió uno de los requisitos, que es haberse casado a los seis meses siguientes de anunciado su compromiso con el hijo menor de la princesa Diana y del príncipe Carlos. Antes de que cualquier extranjero llegue a suelo británico debe pasar por una serie de pruebas para demostrar que su relación es auténtica.

Meghan Markle y príncipe Harry
La pareja se comprometió en noviembre de 2017.

Lo que incluye correos electrónicos, pláticas telefónicas, fotografías de vacaciones o pases de abordar. El proceso indica que luego de tres años de matrimonio podrá solicitar la ciudadanía, siempre que cuente con un permiso de residencia permanente. Después debe pasar por un test con un costo de 58,58 euros y probar que habla inglés, galés o gaélico escocés.

Otro requisito es que tenga buen carácter, así como el hecho de que no haya pasado más de 270 días fuera del Reino Unido durante los tres años anteriores a pedir la nacionalidad. Una de las excepciones es para aquellos que tienen un marido o mujer que trabaje en el extranjero o para una organización del gobierno lo que aplica para la duquesa. El trámite en total cuesta 1.558,30 euros.

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad