Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La verdadera historia de la foto en la que Lady Di se quedó dormida

Tal parece que la famosa fotografía molestó al príncipe Carlos y a la reina Isabel II.
viernes 01 noviembre 2019
Lady Di
Lady Di.

Han pasado casi cuatro décadas desde que se capturó la famosa fotografía de la princesa Diana , donde parecía que era la Bella durmiente de carne y hueso, y es hasta ahora que se revela la verdad detrás de la foto.

Todo sucedió en noviembre de 1981, en ese entonces Lady Di era la sensación entre los fotógrafos, debido a que apenas tenía seis meses de haberse integrado a la familia real. Además, su pasado como educadora de preescolar era algo que intrigaba mucho a los medios de comunicación.

Publicidad

Así que, en todas sus apariciones desde entonces los fotógrafos buscaban captar el mejor momento de la princesa. Prueba de ello fue su asistencia a la inauguración de la exhibición Splendours Of The Gonzaga, en el museo londinense. Esta anécdota hubiera pasado sin pena ni gloria, si la esposa del futuro rey de Inglaterra no se hubiera dormido.

La sensación de la foto aumentó por el vestido que llevó Lady Di , se trataba de un vestido estilo princesa en color lila, de los diseñadores Bellville Sassoon. Así que, en un momento en que le ganó el sueño, la princesa fue capturada con la cabeza inclinada hacia un lado, con las manos frente a ella.

Lady Di
Lady Di

Publicidad

Y aunque en esa imagen Lady Di parece una princesa de cuento, el príncipe Carlos y la reina Isabel II no estaban nada contentos con la escena que dio la vuelta al mundo, pero... ¿por qué Diana no pudo resistirse al sueño? La respuesta está en el secreto que hasta ese día guardó la princesa.

Así que, al día siguiente el palacio de Buckingham emitió un comunicado, Diana de Gales estaba esperando a su primer hijo, por esa razón no pudo contener la pesadez tan particular que se presenta en los primeros meses del embarazo.

Ella no es la única integrante de la familia real que se duerme en público, el príncipe William tuvo un episodio parecido al de su madre. Lo anterior durante una misa celebrada en la abadía de Westminster por el Día de Anzac. Coincidencia o no, en ese momento el príncipe Louis estaba recién nacido y las noches de desvelo pudieron ser la razón de su bochornosa siesta.

Publicidad
Publicidad