Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Meghan y Kate fueron obligadas a pagar por sus vestidos de novia, ¿por?

Antes de convertirse en duquesas, ambas tuvieron que hacer el gran gasto de sus vestidos de novia.
viernes 09 agosto 2019
Meghan Markle y Kate Middleton
A pesar de los rumores, Meghan y Kate cada vez tienen más cosas en común.
Publicidad

La razón es simple, el palacio no podía hacerse cargo de esos gastos debido a que, por su condición de plebeyas, todavía no eran oficialmente miembros de la familia real. De acuerdo con el portal BBC, Meghan tuvo que pagar de su bolsillo 100 mil dólares por su vestido confeccionado por la firma francesa Givenchy.

Según la revista Vanity Fair España, la ahora duquesa de Sussex pudo pagar el lujoso vestido de novia gracias a su trabajo como actriz, específicamente en la serie de televisión Suits, en la que, se dice, Meghan cobraba 50 dólares por episodio.

Publicidad

La revista Vanity Fair añade que, incluso, todos los looks que lucieron Meghan y Kate antes de sus respectivas bodas corrieron por su propia cuenta. Uno de los últimos atuendos que llamaron mucho la atención de la madre primeriza, antes de ingresar oficialmente a la familia real, fue el vestido de Ralph Russo que usó en el anunció de su compromiso con el príncipe Harry y cuyo valor aproximado es de 56 mil dólares.

Publicidad

El caso de Kate es similar. S us padres, Carole y Michael Francis Middleton, asumieron el costo del vestido de novia de su primogénita. La ahora duquesa de Cambridge eligió un diseño de la firma Alexander McQueen con un valor de 400 mil dólares, cifra que supera por mucho el costo del que llevó Meghan.

A ella, una boda le compró su lugar en la historia, a él, su nacimiento lo llenó de deberes y obligaciones.
Boda del príncipe William y Kate Middleton.

Cuando Middleton llegó al altar con el príncipe William, en 2011, no tenía un sueldo tan elevado como el de Meghan, así que sus papás salieron al rescate, pues ellos gozan de una economía más holgada gracias a sus negocios como organizadores de fiestas.

Publicidad