Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La reina pospone vacaciones para recibir al primer Ministro, Boris Johnson

La reina ha detenido sus vacaciones para darle la bienvenida a su 14° primer ministro.

Como pocas veces, la reina Isabel II ha tenido que posponer sus tradiciones vacaciones de verano en Balmoral, para darle la bienvenida a Boris Johnson, su 14° primer ministro en 67 años al frente de la corona británica.

Luego de que se diera a conocer que Johnson se ocuparía el lugar de Theresa May, comenzaron los protocolos para darle la despedida y en consecuencia recibir al nuevo líder conservador. Por tratarse de un acto de esta naturaleza, la reina deberá estar presente.

Publicidad

De acuerdo con medios locales e internacionales este día se llevó a cabo la ceremonia para despedir a la ex primera ministra y darle la bienvenida a Boris Johnson. Todo sucedió en la residencia oficial de Downing Street, donde el conservador fue recibido con aplausos de los asistentes.

Previamente, May había asistido al palacio de Buckingham para presentar su renuncia a la reina , como primera ministra y acto seguido, también se drigió a Downing Street para desearle suerte a su sucesor y expresar su orgullo por continuar trabajando pero ahora como diputada, en el Parlamento británico.

Theresa May
La ex primer ministra asistió al palacio de Buckingham para presentar su renuncia.

En cuanto a las actividades que ya tenía agendadas la reina, por ahora, no se ha dado a conocer cuál es la nueva fecha en que la monarca y su esposo, el duque de Edimburgo tomen su equipaje para sus vacaciones en Escocia, de cada año.

Las vacaciones de la reina en Balmoral

Aunque no hay una fecha exacta de la primera vez que la reina Isabel II pasó sus vacaciones de verano en Balmoral, año con año se traslada a su castillo favorito, situado en dicha región de Escocia para descansar.

De acuerdo con el diario británico, Daily Mail, en los últimos años, la monarca cada vez se toma más días de descanso el Balmoral, ya que, ahora se encuentra abriendo paso a sus nietos, quienes cada vez adquieren más responsabilidades en la corona británica.

"Le encanta Escocia, siempre le ha gustado porque le ha reconfortado en los peores momentos. Es ahí donde está más feliz y relajada, hasta el punto de que parece otra persona. No lo quiere reconocer abiertamente, pero parece que seguirá al milímetro el plan escocés del que hablan sus más directos asesores", dijo una fuente cercana al medio antes citado.

Finalmente, es muy posible que esta tradición en la familia real se remonte desde 1852, cuando el príncipe Alberto y la reina Victoria viajaban para relajarse, durante el mes de julio de cada año.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad