Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Meghan Markle conoce a su famoso primo beisbolista y pierde otra nanny de Archie

La Duquesa de Sussex tiene un vínculo familiar con Mookie Betts, de los Red Sox de Boston; mientras en Frogmore Cottage se va otra cuidadora del Royal Baby.
Príncipe Harry y Meghan Markle
Los Duques de Sussex se ven tan enamorados, como desde el día en que anunciaron su compromiso.

Meghan Markle conoció a uno de sus primos más famosos, el jardinero de los Red Sox de Boston, Mookie Betts. La Duquesa de Sussex tuvo la oportunidad de charlar con él e incluso —en un hecho inédito para un miembro de la familia real británica— abrazarlo. La exactriz y el beisbolista tiene un vínculo familiar que data de hace 150 años, en Alabama.

El encuentro entre los primos lejanos se dio en el marco de la realización del primer juego de las Ligas Mayores de Beisbol de Estados Unidos en Londres, Inglaterra, con la aprobación de la realeza. Así, Meghan pudo convivir con el galardonado jugador en el Queen Elizabeth Olympic Park, previo a su torneo en contra de los New York Yankees.

Publicidad

De acuerdo con la Genealogy and Family History, Meghan y Mookie comparten un ancestro en común de Alabama, en el sur de Estados Unidos, que vivó hace 150 años. El año pasado Betts declaró: “Vi en televisión que se casaron (Meghan y Harry), pero no tenía idea de que estábamos emparentados. Es algo que no esperas saber, pero es interesante”.

Meghan Markle y Mookie Betts
La Duquesa de Sussex, en un hecho inédito, abrazó a su primo lejano Mookie Betts en los vestidores de los Red Sox de Boston.

Según los informes, un Consenso Federal de 1870 muestra que Joseph Betts es el tatarabuelo de Mookie y Jacob Betts, que vivía a dos puertas del primero, es el tatarabuelo de Meghan. El encargado de descubrir esta conexión fue el genealogista Jim McNiff, quien aseguró que debido a los pocos Betts que habían en el condado de Madison y la proximidad de los vecinos, no hay error en el parentesco.

La presencia de los Duques de Sussex en el partido, se debió a que la Invictus Games Foundation, de la que el príncipe Harry es patrón, es aliada de la MLB para llevar dos de estos juegos a Londres, algo que ya sucedió en México. Así que Markle no quiso perder la oportunidad y acudió a los vestidores de los Red Sox para abrazar a su primo, mientras otros jugadores aplaudían y reían.

Otro momento enternecedor fue cuando Meghan recibió de parte de los dos equipos que se enfrentaron esta noche (hora de Reino Unido), un jersey para Archie Harrison , el de los New York Yankees tenía el nombre del Royal Baby con el número 19.

Los Duques de Sussex y los New York Yankees
El equipo de los New York Yankees le hizo un tierno presente a los Duques de Sussex para Archie Harrison.

Markle eligió para este evento un vestido negro de línea “A”, escote ojo de cerradura, manga corta y ajustado a la cintura —lo que evidencia que la Duquesa recuperó su figura—, firma de Stella McCartney. Se calzó con unas pumps en punta de la marca Aquazzura, y así se dirigió al montículo junto a Harry, ambos se veían muy enamorados.

¿Crisis en Frogmore Cottage?

Pero no todo es felicidad para Meghan, en menos de seis semanas la royal ha visto como dos de las nannys a cargo de Archie Harrison renuncian a ese cargo, por lo que ha tenido que contratar a una tercera. La partida del personal no es nueva desde su boda con el príncipe Harry y ha tenido que decir adiós a un guardaespaldas, un asistente personal y un secretario privado.

Sin embargo, una fuente cercana justificó el hecho al decir a The Sun que la elección de la niñera del Royal Baby: “Es una decisión profundamente personal y depende de las necesidades de los padres, que pueden ser diversas, según la edad del niño, por ejemplo, su primera niñera era una enfermera nocturna. Así que Meghan y Harry no se quieren apresurar”.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Recomendaciones

Publicidad