Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La remodelación de la casa de Meghan y Harry, el nuevo escándalo en Gran Bretaña

El elevado costo de la remodelación ha puesto en alerta a los ciudadanos y medios de comunicación de Gran Bretaña.
Meghan Markle
Los duques de Sussex se encuentran nuevamente en medio de la polémica por la remodelación de su casa.

Cuando parecía que los escándalos alrededor de los duques de Sussex habían terminado, ha surgido una nueva polémica en la que están involucrados el príncipe Harry y Meghan Markle : La costosa remodelación en su nuevo hogar en Frogmore Cottage.

De acuerdo con el portal Vanitatis, los duques gastaron 2.4 millones de libras del dinero público para las mejoras de su nuevo hogar. Dicha acción, ha puesto en alerta a los medios de comunicación y, por supuesto, a los ciudadanos ingleses.

Publicidad

Esta información se dio a conocer a través de un informe de gastos de la familia real, emitido por el Palacio de Buckingham, la tarde de ayer. En cuanto se reveló la exorbitante cifra, se generó controversia y críticas de líderes republicanos en redes sociales.

En este asunto la principal inculpada fue Meghan, a quien han criticado por supuestamente despilfarrar el dinero en sus costosos looks, situación que además contrasta con su aparente labor altruista contra de la pobreza principalmente.

¿Qué mejoras contempla la remodelación?

Según Vanitatis, la propiedad ha sido remodelada en su totalidad. Anteriormente, el espacio tenía cinco casas pequeñas que generalmente eran usadas por el personal del servicio. Ahora, Meghan y Harry cambiaron eso por un solo hogar, para ello se agregaron nuevos baños, dormitorios y una gran cocina. También se renovaron las chimeneas y escaleras.

La decoradora encargada de esta misión para refrescar la mansión del siglo XIX es Vicky Charles, quien, por cierto, también es amiga de la duquesa de Sussex.

En cuanto al costo, todo pareciera indicar que esos 2.4 millones no es el monto total que se pagará. Las cuentas cerraron en marzo y, para entonces, todavía no concluían algunos trabajos de pintura, ni pequeños arreglos que surgieron después. Esta remodelación y todo lo relacionado con ella fue aprobado por la reina Isabel II.

“No se habían llevado a cabo reformas durante algunos años y ya había sido seleccionada para ser renovada con el objetivo de mantener la condición de palacio real estatal ocupado”, indicó Michael Stevens, responsable de las cuentas de la monarquía.

Finalmente, también se ha desmentido la construcción de un estudio de yoga, así como un apartamento para la madre de Meghan , Doria Ragland.

Frogmore Cottage
Frogmore Cottage

Tras las críticas, Stevens, asesor financiero de la soberana, dijo qye Frogmore Cottage iba a ser sometido a una intensa reforma de todas formas como parte de la labor para preservar en buenas condiciones los palacios de la monarquía y evitar que entren en estado de ruina. Con base en esa obligación, los trabajos estructurales sí se han pagado con dinero de la corona, pero cualquier extra -como muebles, decoración de interior o ampliaciones y mejoras consideradas no de primera necesidad- ha sido pagado del bolsillo de Harry y Meghan.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad