Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Tras tomarse un descanso por su embarazo, Meghan Markle reaparece radiante

Ni agobiada ni enferma, la duquesa está perfecta. Hoy descansó en su hotel, luego paseó con Harry y mañana se espera que retome sus actividades. ¿Qué fue lo que le pasó realmente? Te contamos.
Harry y Meghan en Fraser Island 2018
Los duques de Sussex pasearon la tarde de este lunes en Kingfisher Bay, en Fraser Island.

Confirmado por una fuente real: Meghan está "sintiéndose bien" y regresará a sus actividades este martes según lo previsto.

Como sabemos, la esposa de Harry tuvo que retirarse de algunos compromisos este fin de semana, y una fuente confiable dijo que esto no tiene nada que ver con su embarazo. "Ella no está enferma o agotada y se siente bien, y de hecho pasó un tiempo preparándose para los próximos días de la gira mientras el duque estaba fuera de servicio", comentó a Hello Reino Unido.

Publicidad

Incluso con esta declaración, hay que considerar que su embarazo sí que influye, el mismo Harry lo dijo: “Está embarazada y eso cansa”. Recordemos además, que ella le dijo hace unos días a una cantante australiana que su bebé ya no la estaba dejando dormir .

Este domingo sonaron las alarmas porque Meghan no asistió a un compromiso en la mañana en Sídney, donde ella y Harry entregarían las medallas de una competencia de ciclismo de los Invictus Games. Y la razón fue que la ceremonia de inauguración de la noche anterior se retrasó debido a tormentas fuertes y ella se desveló, por lo que prefirió descansar.

Meghan Markle y Harry
Se espera que Harry y Meghan se conviertan en padres en la primavera de 2019. su royal baby será el cuarto nieto del príncipe Carlos.

Las fuentes dicen que el propio Harry la instó a hacerlo y a “bajar un poco la velocidad” en la agenda apretada que tienen ambos durante esta gira.

Asimismo, se le recomendó a la duquesa que este lunes no asistiera a los dos primeros compromisos en la isla Fraser porque el viaje por carretera podría hacer que se sintiera incómoda porque hay muchos baches. Suena lógico que una mujer en sus primeros meses de embarazo evite situaciones así, ¿no?

Después de dejar a Harry en el aeropuerto este lunes por la mañana, Meghan disfrutó de un avistamiento de ballenas, después regresó al lujoso Kingfisher Bay Resort, donde ella y Harry se hospedan en Fraser Island. Este hotel cuenta con servicios de spa adecuados para embarazadas, y suena posible que la duquesa pudiera probar uno. Por la tarde, la pareja realizó un paseo público en Kingfisher Bay.

Este descanso breve podría ayudarle a Meghan a reponer energía para reanudar su programa completo mañana en Fiji. La gira durará 16 días y se tienen contemplados 76 compromisos, ante esto y su embarazo es normal que Meghan se dé estos breaks y posiblemente seguirán sucediendo hasta el 31 de octubre que culmine el viaje, así que no hagamos sonar las alarmas si esto vuelve a suceder.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad