Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Visita Perú y cruza Los Andes en un tren de lujo

Disfruta de un viaje único y exclusivo a más de 3,600 metros de altitud, conociendo paisajes espectaculares, culturas milenarias y gozando de la rica y variada gastronomía peruana.
jue 18 mayo 2023 05:29 PM
Restaurante elegante dentro del tren de lujo
Disfruta de un viaje único y exclusivo, conociendo paisajes espectaculares, culturas milenarias y gozando de la rica y variada gastronomía peruana.

Seguro en tu infancia soñaste alguna vez con un viaje en tren atravesando altas montañas, amplias llanuras y hermosos lagos que podías observar desde ventanas enormes y que, al terminar el día, dormías en uno de sus vagones arrullándote con el balanceo del tren y con el ruido de las ruedas sobre los rieles.

Ahora podrás hacer realidad tu sueño en el primer tren de lujo de Sudamérica, el Andean Explorer, propiedad de grupo Belmond. Desde 2017 este tren cruza los andes peruanos en cuatro diferentes rutas en las que visitarás paisajes únicos. El viaje más largo, de tres días y dos noches, une dos ciudades de Perú, patrimonio de la Humanidad: la antigua capital de los Incas, Cusco, y la llamada “Ciudad Blanca” Arequipa, o viceversa.

Publicidad

Conoce el Andean Explorer y vive el lujo sobre ruedas

A vista de pájaro, el Andean Explorer se parece a una serpiente de color azul y blanco de casi medio kilómetro de largo que se mueve a través de las impresionantes montañas, cañones y valles de la cordillera andina.

Sus 740 kilómetros de recorrido transcurren en gran parte a más de 3,600 metros de altitud, siendo el punto de Crucero Alto (entre Juliaca y Arequipa) el de mayor altitud, a 4,476 metros.

Tren Andean Explorer
A vista de pájaro, el Andean Explorer se parece a una serpiente de color azul y blanco de casi medio kilómetro de largo que se mueve a través de las impresionantes montañas, cañones y valles de la cordillera andina.

Este tren está integrado por veinte vagones que anteriormente operaban en Australia como ruta nocturna de lujo de Brisbane a Kuranda, la cual fue clausurada en 2003.

En 2016 fueron embarcados de Brisbane a Perú con el objetivo de ser restaurados con motivos y elementos que hicieran referencia a Perú y a la cultura andina, desde el logotipo de la ruta, la Cruz de Chacana (símbolo milenario de los pueblos indígenas de los Andes), hasta el nombre de cada vagón que es tomado de la flora y fauna andina: Coca, Capuli, Kiwicha, Molle, Picaflor y Nucchu entre otros.

Sala de estar dentro de un tren de lujo
También incluye dos vagones para alojamiento del personal de la ruta y cuenta con servicio médico durante todo el trayecto.

Estos veinte vagones son arrastrados por dos locomotoras y en ellos podemos encontrar todo lo que caracteriza a un hotel de lujo. Se distribuyen de la siguiente manera: un coche se destina a las cocinas, dos a los restaurantes llamados ‘Muña’ (planta andina de la que se hacen ricas infusiones para calmar el mal producido por la altura) y ‘Llama’; uno más se utiliza como almacén; otro es un piano-bar, ‘Maca’, en el que cada noche ofrecen ricos tragos locales (como el Pisco Sour) e internacionales y en donde además podrás disfrutar de música en directo; el furgón de cola del tren, llamado ‘Ichu’, es el observatorio desde el que podrás obtener las mejores vistas de esta parte de la geografía peruana mientras tomas algo en su cafetería-bar. "Picaflor" es el nombre del vagón en el que se encuentra el Spa .

El vagón "Picaflor" en el que se encuentra el Spa
"Picaflor" es el nombre del vagón en el que se encuentra el Spa

Hay once vagones dedicados a las habitaciones que se distribuyen entre nueve suites, diecisiete habitaciones dobles individuales y nueve habitaciones con litera. También incluye dos vagones para alojamiento del personal de la ruta y cuenta con servicio médico durante todo el trayecto.

Menú de productos autóctonos en Andean Explorer

El menú está realizado por el chef Carlos Risco y ofrece una variedad de platillos entre los que no podía faltar el reconocido ceviche peruano. Los vegetales y hierbas aromáticas provienen del proyecto de responsabilidad social “Q’omer wasicha”, en el que algunas comunidades indígenas cercanas a Cusco aprenden a gestionar sus huertos orgánicos.

Platillo del tren de lujo
El menú está realizado por el chef Carlos Risco y ofrece una variedad de platillos entre los que no podía faltar el reconocido ceviche peruano.

 

Experiencias exclusivas en paisajes únicos

Sin importar donde empieza tu ruta –Cusco o Arequipa–, no dejes de visitar estas dos bellas ciudades llenas de rica cultura y, sobre todo, arquitectura. La primera por ser una importante capital no solo durante la colonia sino también durante el Imperio Inca; y Arequipa, también nominada “Ciudad Blanca” (por la piedra volcánica de la que están hechos gran parte de sus edificios): es la segunda ciudad del país e importante capital universitaria de tradición literaria, y de donde es oriundo Mario Vargas Llosa.

Mesita con Lámpara morada en la ventana de un tren.
¿Te imaginas vivir esta experiencia tan única y diferente sin dejar a un lado el lujo?

Si salimos de la capital andina, nuestra primera parada corta es La Raya, punto que se encuentra en la división entre la región de Cusco y la de Puno, y en la que podrás aprovechar para comprar preciosos textiles de hilo de llama, alpaca o incluso vicuña. En la noche se llega a la ciudad portuaria de Puno, a las orillas del lago Titicaca, que sirve de frontera natural entre Perú y Bolivia.

El segundo día comienza muy pronto para ver, a orillas del lago Titicaca, uno de los amaneceres más bellos que recordarás.

Después del desayuno puedes hacer un viaje en lancha para visitar al pueblo originario de los Uros, conocer sus tradiciones y su forma de vida peculiar, ya que viven, desde hace siglos, en islas flotantes en el lago, las cuales son elaboradas con una planta acuática del lago llamada Totora.

Al terminar una rica comida a orillas del lago, se emprende el viaje para llegar a Saracocha donde, si el tiempo lo permite, podremos ver las estrellas al calor de una hoguera a más de 4,200 metros de altitud.

Hombre tocando saxofón
Sin importar donde empieza tu ruta –Cusco o Arequipa–, no dejes de visitar estas dos bellas ciudades llenas de rica cultura y, sobre todo, arquitectura.

El tercer día comienza viendo amanecer en la laguna Lagunillas: es una impresionante vista rodeada de lagunas y montañas, con escasa presencia de actividad humana.

En la mañana visitarás las cuevas de Sumbay con restos de pinturas rupestres y, antes de llegar a Arequipa, disfrutarás de las vistas que ofrece el trayecto al cruzar la Reserva Nacional de Salinas y Aguada Blanca, donde podrás observar vicuñas (animal parecido a la llama, pero con un pelo mucho más valioso) y flamencos andinos, así como impresionantes volcanes, nevados y las montañas que conforman esta reserva.

El trayecto termina en cuanto llegas a la ciudad de Arequipa. Las opciones de un día ofrecen actividades similares saliendo desde Arequipa o Cusco.

 

Un hotel de lujo rodante en Los Andes

De los 20 coches que lo componen, 11 están dedicados a habitaciones o cabinas.

El tren tiene una capacidad máxima de 70 huéspedes, los cuales se distribuyen en 35 habitaciones: 9 cabinas suite, que incluyen cama doble y un espacio de 13 m2, 17 cabinas con camas individuales dobles y 9 cabinas de cama litera.

Cada habitación cuenta con aire acondicionado, caja fuerte y baño privado con lavabo, baño y ducha, además de armario, servicio de botones de servicio las 24 horas del viaje y máscaras y tanques de oxigeno. El tren dispone de asistencia médica a bordo durante todo el viaje.

Cabina suite del tren de lujo
El tren tiene una capacidad máxima de 70 huéspedes, los cuales se distribuyen en 35 habitaciones: 9 cabinas suite, que incluyen cama doble y un espacio de 13 m2, 17 cabinas con camas individuales dobles y 9 cabinas de cama litera.

Tags

Publicidad
Publicidad