Llega Joaquín Sabina en su ‘Penúltimo tren&#39

El cantautor español complació a 10 mil fans con música y poemas en el Auditorio Nacional.
 El cantautor español complació a 10 mil fans con música y poemas en el Auditorio Nacional.  (Foto: Notimex)
El cantautor español deleitó a sus más de 10 mil fans mexicanos la noche de ayer en el Coloso de Reforma.
 El cantautor español deleitó a sus más de 10 mil fans mexicanos la noche de ayer en el Coloso de Reforma.  (Foto: Notimex)

Joaquín Sabina realizó la primera de las cuatro "paradas" de su "Penúltimo tren" en el Auditorio Nacional, de esta ciudad, para complacer a las 10 mil personas que abarrotaron el lugar, en un concierto que tuvo como invitado de lujo al escritor colombiano Gabriel García Márquez.

Con ello, el también poeta, quien salió ataviado con pantalón rojo, camiseta oscura, saco negro y su característico sombrero en forma de bombín, repuso las presentaciones que había pospuesto por la diverticulitis aguda que sufrió.

A las 20:40 horas salieron los músicos al escenario, y enseguida "El Flaco de Úbeda" apareció para beneplácito de sus seguidores, poniendo así fin a la espera. "Esta noche contigo" fue el tema que abrió el repertorio.

A ella le siguieron "Tiramisú de limón" y "Virgen de la amargura", extraídos de su más reciente material discográfico "Vinagre y rosas", así como "Ganas de", sencillo con el que puso eufóricos a los presentes.

Cuando llegó el turno de interactuar con sus fanáticos, Sabina aprovechó para disculparse con quienes compraron boletos para sus recitales programados en junio pasado: "Me caí de un cocotero", dijo en broma.

Compartió sus experiencias cuando dio "shows" por primera vez en ciudades de Estados Unidos, entre ellas Los Ángeles, donde hubo más mexicanos: "En lugar de hijos de la gringada, eran hijos de la ch...", dijo.

"Lo que queremos es devolverles a ustedes en forma de canción caliente todos los aplausos que nos han dado durante todos estos años", aseguró Joaquín, para dar paso a la recitación de sus versos y más tarde continuar con "Medias negras", "Aves de paso" y "Peor para el sol".

Para el clásico "Por el bulevar de los sueños rotos", el cantautor invitó al grupo ‘Los Secretos' a salir al escenario. Jesús Redondo, Juanjo Sánchez y Álvaro Urquijo, fundador de la banda y coautor de dicho tema, cantaron ante el público, mientras las luces tomaban los colores verde, blanco y rojo, como forma de Bandera Mexicana.

Sabina dejó momentáneamente el escenario para darle su espacio a ‘Los Secretos', cuyos integrantes presentaron al público mexicano uno de los temas más representativos: "Quiero beber hasta perder el control".

El concierto siguió con canciones como "Contigo" y "Llueve sobre mojado" que fueron bien recibidas por los espectadores. Antes de terminar este último tema, el compositor presentó a cada uno de los músicos: Pancho Varona, Antonio García de Diego, Jaime Asuá y Mara Barros.

En otra interacción con sus seguidores, Sabina expuso su deseo de conocer a la escritora mexicana Ángeles Mastretta, tras leer la obra "Arráncame la vida". "No pudo ser mi señora porque ya tenía un marido, Héctor Aguilar", mencionó.

Asimismo, anunció la presencia del Premio Nobel de Literatura, Gabriel García Márquez, quien recibió los aplausos del público.

"Porque antes los españoles y latinoamericanos no sabíamos bien de dónde era el idioma, ahora todos sabemos que todos somos patriotas de Macondo", afirmó el cantautor, en alusión a la novela del colombiano, "Cien años de soledad".

En su recital de más de dos horas, el español también complació a sus fans con "Peces de ciudad", "Una canción para la Magdalena", "Todavía una canción de amor", "Princesa" y "19 días y 500 noches".

Posteriormente, "El Flaco de Úbeda" regresó al escenario para cantar "Tan joven y tan viejo", "Noches de boda" y, seguidamente, el tema más esperado de la noche, que fue coreado por las 10 mil personas que se encontraban en el recinto: "Y nos dieron las diez".

Al terminar el tema, Sabina volvió a despedirse del público, que lo ovacionó de pie. Dos de sus músicos mostraron una bandera mexicana, mientras tanto los gritos insistentes del "¡otra!, ¡otra!" sonaban en el recinto.

El cantautor cerró la velada con temas como "No te vayas", de José Alfredo Jiménez; "La del pirata cojo" y "Pastillas para no soñar", misma que cerró el repertorio, a lo que el público se puso de pie para ovacionar y despedir al compositor y su grupo.

Joaquín Sabina seguirá con sus presentaciones en el Auditorio Nacional, como parte de su gira "El penúltimo tren", este sábado, así como el lunes y martes próximos. Después ofrecerá conciertos para su público de Guadalajara, Jalisco, el 10 de noviembre entrante; y Monterrey, Nuevo León, el 12.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.
Ahora ve
¿Qué no puede faltar en una cena navideña?
No te pierdas
×