Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Las cinco paradas obligadas de la chef Ana Martorell en Chiapas

La chef Ana Martorell nos habla del festín que sirvió en el Hotel Bo y también sobre su visita a Chiapas, aquí las mejores recomendaciones sobre lo que se tiene que hacer si visitas este destino.
lunes 21 septiembre 2020
chiapas.jpeg
Las recomendaciones de la chef Ana Martorell en Chiapas

Un cuento de hadas, un lugar lleno de fauna y naturaleza que te deja con la piel chinita y te hace apreciar, aún más, las maravillas que ofrece nuestro país, solo bastaron cuatro días para que Ana Martorell se declarara una completa enamorada de Chiapas. Este fue un viaje que llenó de vida a la chef y que le permitió sentirse apapachada, el motivo de su escapada no sólo fue descubrir las costumbres, las tradiciones, los sabores y la historia del estado sino también, una oportunidad de celebrar a través de un menú (diseñado por ella) el Día de la Independencia en el Hotel b ̈o.

Unos camarones al estilo de la costa de Ensenada, un mole de quelites, un mole rosa, unas carnitas de pescado, un mole de Xico y un mole dulce, esos fueron los platillos seleccionados para hacer a muchas barrigas muy contentas y celebrar lo mejor de México. ¿Algunas de las personas que gozaron este festín mexicano? Carlos y Fernando Gutiérrez (dueños del Hotel Bo), Maximiliano Villegas, Guadalupe Niembro, Guillermo Díaz, María de la Fuente, Roy Azar y Shane Brookman. La chef Ana Martorell diseñó una taquiza con diferentes platillos mexicanos de distintas regiones del país, mezclando sabores, texturas y experiencias de la mano de Tequila Patrón que tuvo lugar en el restaurante del Hotel b ̈o.

Publicidad
FestinMexLUM-Sucumo-2 copy.jpg
La chef Ana Martorell durante el festín mexicano en el Hotel Bo.

Después de su visita, la chef regresa con una satisfacción enorme y cuenta los días para regresar al estado del sur de México y así descubrir nuevos rincones mágicos. Por ahora, tiene más que claro cuáles son las paradas OBLIGADAS que cualquiera que visite Chiapas debe hacer.

CHIAPA DE CORZO
Se trata de una pequeña ciudad mexicana situada en el centro del estado de Chiapas (ubicada a 15 km de Tuxtla Gutiérrez). Según la chef, Chiapa de Corzo tiene una historia increíble y tiene un pozo cuya construcción define como mágica. Su recomendación: tomar pozol (sí, sin la “e”) una bebida espesa y fría hecha a base de cacao y maíz de origen mesoamericano que sigue siendo consumida y la cual es muy popular al sur de México (literalmente se sirve en una jícara). ¿Dónde probar el pozol? En el puesto afuera del convento Santo Domingo atrás de la Plaza Mayor.

pozol.jpeg
Pozol

CAÑÓN DEL SUMIDERO
Según la chef, cualquiera que visite Chiapas debe hacer, sí o sí, un tour en el Cañon del Sumidero (aproximadamente dura dos horas en lancha). Esta es la oportunidad para que cualquiera sea testigo de la diversidad de la fauna y la naturaleza que existe en nuestro país. De hecho, según nos cuenta, ahí se produce el 30% de la electricidad que tiene México. Lo que no te puedes perder: la cascada conocida como "El árbol de navidad", la cual produce una brisa que si te acercas, te empapará de “vida”.

cañon-del-sumidero.jpeg
Cañón del Sumidero

SAN JUAN CHAMULA
El municipio de San Juan Chamula se encuentra ubicado en el centro-norte del territorio del estado de Chiapas. Ahí se encuentra un templo muy peculiar de estilo colonial y donde se practican rituales que son producto de la mezcla de la evangelización del siglo XVI y las creencias religiosas prehispánicas mayas (su interior no puede fotografiarse debido a las creencias de los habitantes). “Se trata de una iglesia católica en donde se siguen preservando cultos indígenas, tiene una vibra increíble y todo el piso está cubierto de pino, no hay bancas donde sentarse, ahí la gente se hinca y prende sus veladoras, es un lugar que te impacta mucho”, nos cuenta Ana.

Publicidad

ZINACANTÁN
Este municipio es conocido por la fabricación de telas coloridas y por eso la chef lo declara como un lugar que habla del amor por los colores. La recomendación: visitar la casa de Dona Juana, una mujer indígena que teje y te recibe sentada (literalmente) en su telar, además, tiene un comal donde hace tortillas hechas a mano con las que prepara unos tacos de frijol con queso chiapaneco, polvo de pepita y salsa roja y verde. Sentarse con ella, comer y platicar es una experiencia que según la chef, te cambia la vida.

Ella es Doña Juana, la conocí ayer en Zinacantán, quien desde niña se dedica a hacer textiles. Se tarda un mes en hacer un camino de mesa con telar de cintura. Ella y otras 15 mujeres hacen una labor increíble para hacer textiles auténticos mexicanos. Nos recibieron con un comal prendido a la leña para darnos unos tacos de frijol con queso fresco, polvo de pepita, salsa roja y verde. Unas quesadillas hechas en comal. Qué comida màs deliciosa, no se necesita más.
Ana Martorell.
ana-martorell.jpeg
Ana Martorell con Doña Juana

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS
Un pueblo mágico con clima templado en el que a donde voltees vas a apreciar mucho color, una de las cosas que Ana apreció más de este lugar fue que todas las personas sonríen y tienen la mejor disposición por hacerte sentir bienvenido. Para ella, no hay mejor plan que perderse entre las calles de San Cristobal de las Casas, visitar las tiendas de ropa (tienen oferta de alta costura mexicana) así como los locales de artesanías. Además, no puedes dejar de tomarte un café (al estilo chiapaneco) en un lugar llamado Carajillo (tip: pídelo con leche de miel). ¿Dónde hospedarte? Hotel Bo, una casona que se convirtió en un hotel muy bonito con unos patios increíbles (aunque no seas huésped, el hotel merece una visita).

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad