Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Historias

"Ya lo perdoné": hijo de Erika Buenfil habla del primer encuentro con su papá

El hijo de Erika Buenfil ya convive con el primogénito del ex presidente de México que, durante muchos años, estuvo ausente de su vida.
mié 28 septiembre 2022 07:47 PM
nicolas-buenfil-erika-buenfil
Nicolás Buenfil y su mamá, la actriz Erika Buenfil.

A mediados de 2004, la vida de Erika Buenfil dio un giro de 180 grados cuando se enteró que estaba embarazada. Aunque le dio mucha alegría saber que se convertiría en mamá, también sintió miedo porque si bien tenía novio, no eran un matrimonio y, por consiguiente, la llegada de un bebé no era algo que estuviera entre sus planes.

Cuando le comunicó esta noticia a su pareja, Ernesto Zedillo Jr., el hijo del ex presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, él decidió alejarse y no afrontar la responsabilidad con ella, por lo que la actriz continuó con su embarazo y asumió el papel de mamá soltera con el apoyo de su familia.

Publicidad

A más de 17 años de esta anécdota, Erika Buenfil abre su corazón desde la comodidad y tranquilidad de Casa Miravalle, para contarnos como vivió su embarazo hasta el nacimiento y desarrollo de su hijo Nicolás, quien por primera vez y en exclusiva para Quién, platica cómo fue el primer encuentro con su papá, hace tres años y medio, y cuál es su relación actual.

nicolas-buenfil
Nicolás Buenfil.

Tras haber iniciado una carrera en la conducción para después sobresalir como actriz de teatro, cine y protagonizar varias telenovelas, incluso probar suerte como cantante, Erika Buenfil se embarazó en una época que ya no esperaba concretar este sueño debido a que, por su avanzada edad (casi 40 años), aparentemente no se encontraba en óptimos niveles de fertilidad.

“Durante muchos años tomé pastillas anticonceptivas hasta que el doctor me dijo que debía descansar tres meses para que se acomodara naturalmente mi periodo menstrual. Yo no quería porque me ayudaban a adelgazar, pero las dejé pensando en que ya había pasado mi edad más fértil y no corría el riesgo de embarazarme, pero sucedió todo lo contrario”, platicó la estelar de melodramas como Amor en silencio y Tres mujeres.

Ernesto Zedillo Jr. no quiso asumir la responsabilidad de ser papá

Al saberse embarazada, de inmediato se lo dijo a Ernesto Zedillo Jr., con quien tuvo un romance fugaz. “Él estaba muy joven (28 años), me lo pesqué muy chavito, así que su respuesta fue negativa y decidió alejarse”.

Ernesto Zedillo Jr.
Ernesto Zedillo Jr.

Erika lloró mucho pero, de alguna manera, entendió su postura. “Así que respiré hondo y me levanté. Le pedí a mi mamá y al resto de mi familia que no intervinieran y al quinto mes de mi embarazo, lo busqué para preguntarle sus antecedentes médicos, tipo de sangre y detalles que necesitan saber los médicos antes de que nazca un bebé, pero ya no volví a insistir (en retomar su relación amorosa) porque a fuerzas ni los zapatos entran. Después supe que se casó y entendí que no necesitaba saber más de él ni interrumpir su vida. Traté de ser lo más fuerte posible y buscar trabajo para sacar adelante a mi hijo”, relató.

 

Nicolás de Jesús Buenfil López nació el 2 de febrero de 2005 en Monterrey, Nuevo León. Aunque Ernesto Zedillo Jr. se enteró al momento, su respuesta fue: “algún día lo conoceré”, y aunque su hijo sabía de él a través de fotos en Google, el día que por fin estuvieron frente a frente ocurrió hasta el 13 de febrero de 2019, poco después que Nicolás cumplió 14 años.

erika-buenfil-nicolas
Erika Buenfil en el bautizo de Nicolás.

Fue una tarde cuando la llamada Reina del TikTok, con casi 16 millones de seguidores en esta plataforma social, recibió la llamada de Nicolás que, sorprendido, le dijo que su papá le había llamado porque estaba interesado en conocerlo.

“Yo lo tomé de la manera más cool del mundo porque él está en su derecho y mi hijo también, porque me importa que el alma y corazón de Nicolás estén saludables, que no tenga desequilibrios. Al principio no creí que Ernesto fuera porque muchas veces me decía: ‘voy a ir a verlo’ y no se hacía realidad, pero ahora sí lo cumplió, aunque yo no estuve presente”.

La llegada de ese momento fue crucial en la vida de su hijo que, para ese entonces, ya tenía mucha curiosidad por conocerlo. “Cuando era chiquito me mandaba regalitos en mis cumpleaños. Me acuerdo de un carro de control remoto, pero no lo veía y yo quería saber si me parecía a él. Ahora que lo conozco, ¡sí nos parecemos y hasta hacemos las mismas caras! Estuvo impactante verlo”.

A sus 17 años, Nicolás Buenfil es fanático de hacer videos para TikTok, le gusta salir a fiestas y tener muchos amigos. Asegura que no le hizo falta una imagen paterna porque siempre vio en Erika Buenfil a su mamá y papá a la vez. Tampoco le causaba conflicto tener que explicar a sus compañeros de la escuela las razones por las que su papá no estaba presente en momentos importantes.

nicolas-buenfil
Nicolás Buenfil.

“No sufrí de bullying o acoso porque ya es muy común que muchos niños sólo vivan con uno de sus papás. Además, siempre me sentí muy amado por mi mamá, nunca me faltó nada, ella me ayudaba con todo y ahora que salgo con mi papá está muy bien, me gusta, no importa que no haya sido antes”, resaltó.

 

¿Qué opina Nicolás Buenfil de su papá, Ernesto Zedillo Jr.?

Para Nico, Ernesto Zedillo Jr., pese a no haber sido un padre presente a lo largo de su vida, lo considera como “un gran hombre”. No le gusta abundar en los detalles del pasado, pero si tuviera que perdonarle algo, hoy en día la cuenta ya está saldada. “Ya lo perdoné, no le guardo rencor. Me gusta verlo y convivir con él junto con mis dos medias hermanas (Isabella y Victoria). Veo que las cuida y que ellas lo quieren, eso es suficiente para mí”.

erika-buenfil-ernesto-zedillo-jr
Erika Buenfil y Ernesto Zedillo Jr.

Cuando salen, su papá le pregunta de la escuela, de cómo le fue en la semana, pero no tocan el tema de su ausencia. “Ya no tiene caso”, dice, “ahora lo veo seguido y eso es lo que cuenta. A veces salimos a comer a un restaurante rico de Polanco, al cine o a algún museo y está bien así, nos divertimos. No pensaría en vivir con él porque no dejaría sola a mi mamá”.

¿Por qué no ha conocido a su abuelo, el ex presidente de México?

Nicolás es nieto del ex presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León (1994-2000), pero aún no se han visto y no es algo que tenga contemplado hacer a corto plazo.

ernesto-zedillo-ponce-de-leon
Ernesto Zedillo Ponce de León, ex presidente de México.

“He crecido con eso y ya me acostumbré a que se diga que soy el nieto del ex presidente de México, pero yo mantengo mi humildad. Hasta ahora no lo he conocido y está bien. Yo creo que sí sabe de mí, pero no lo busco y no hemos hablado; no soy mucho de política y no pelearía por una herencia como tampoco por el apellido, yo soy Buenfil como mi mamá”, aseguró.

Actualmente estudia el segundo año de preparatoria. Las matemáticas no es su materia favorita, pero sí la educación física. Se define como una persona muy creativa, fascinado con los videojuegos y las series por streaming. Le gustaría estudiar la carrera de Ingeniería en Computación y aunque por ahora no tiene novia, sí se considera noviero.

“Mi mamá significa mi mundo, no sé qué haría sin ella. Es mi guía, mi apoyo incondicional en las buenas y en las malas. Le cuento todos mis problemas y siempre me ayuda a resolverlos. Es mi mejor amiga, la amo y admiro su terquedad y lucha de todos los días. Es una fregona porque ella sola, trabajando duro, me sacó adelante con amor. Estoy feliz y agradecido por ello”.

 

Los valores que Erika Buenfil le ha dado a Nicolás

A su mamá tiene mucho que aprenderle, pero si tuviera que resaltar algunos consejos en especial, diría que el respeto a la mujer es fundamental para ser un hombre de bien. “Ella está llena de valores y me los inculca. Me pide que sea un caballero, que no engañe a las mujeres y que siempre asuma mi responsabilidad cuando me comprometa con alguna novia. Yo le hago caso porque no me gustaría repetir la historia. Quiero trabajar pronto para ganar mucho dinero. Me gusta vivir bien, quiero casarme y tener hijos”.

erika-buenfil-nicolas-buenfil
Erika Buenfil y su hijo Nicolás Buenfil

La relación entre Erika Buenfil y Nicolás no ha cambiado tras el encuentro con su papá y una constante convivencia desde entonces. Ella procura no meterse en sus acuerdos, pero sí está al pendiente.

“Al principio, Ernesto me pedía permiso para verlo y ahora ellos se comunican directamente para coincidir. Me agradece por prestárselo y porque es un niño de bien, es sano y muy centrado. Nos llevamos cordial porque yo no me voy a pelear con una realidad, si mi hijo y su papá están juntos, es felicidad para ambos y yo no me quedaré sin el amor de mi hijo por eso. Nicolás es libre de hacer lo que quiera, él no ha matado a nadie y si hubo enojo con Ernesto, hoy ya no existe, no es bueno alimentar rencores”, aseguró Erika.

Aunque en algún momento la regiomontana tuvo la ilusión de casarse en la playa, hoy ya no es un proyecto de vida. Tras comprarle su primer coche a Nicolás, sabe que tarde o temprano él tendrá que irse y cuando ese día llegue, “me voy al bingo en Las Vegas o a mi casa de Acapulco. Quizá me ponga a tejer porque me encanta y a veces no tengo tiempo de hacerlo; también me pondré a pintar, viajaré en crucero o veré a mis amistades. Nunca estaré preparada para cuando se vaya pero ojalá no lo sufra tanto”, concluyó la actriz.

nicolas-buenfil-erika-buenfil
Erika Buenfil y su hijo, Nicolás Buenfil.

Publicidad