Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Bruce LaBruce, en el "tercer acto de su vida" busca su mejor filme y el amor

En entrevista exclusiva con Quién, el cineasta de culto nos compartió sus anhelos para el futuro y devela por qué el uso de la pornografía es pilar en su creación fílmica.
sábado 18 junio 2022
Bruce LaBruce
Platicamos con el cineasta de culto Bruce LaBruce durante su participación en el 37 Festival Internacional de Cine en Guadalajara.

Al llegar al salón en el que es la entrevista, nos encontramos con el máximo embajador del QueerCore. Así como una de sus referencias más directas, Andy Warhol, Bruce LaBruce mantiene su statement tanto en la piel con sus tattoos, como en sus accesorios; unas maxi gafas, aderezadas con toques dorados, y grandes anillos en cada uno de sus dedos.

Totalmente disruptor en su quehacer artístico, es curioso que tiene un tono de voz más bien bajo y una parsimonia que se conjuga con sus expresiones muy directas, sin rebuscadas frases; eso sí, no le falta el humor y en varias ocasiones durante la charla suelta una que otra carcajada.

Publicidad

Muy honesto en la plática, también nos permite conocer un poco a Brian Ronald Bruce, en especial cuando lo cuestionamos acerca de los planes y anhelos que tiene para el futuro. El realizador, animado, acepta que se encuentra "en el tercer acto de mi vida" y está listo para encontrar su mejor proyecto y también el amor.

"He trabajado mucho, he hecho 14 películas, 15 cortos, videos musicales, fotografía… encontré que hay que tener un cuerpo de trabajo y después ir construyendo sobre él, así que espero que pronto pueda tener un presupuesto mayor para una película, en términos de la producción. Sé que quiero seguir por el mismo camino", revela.

Ese andar es, sin duda, respetando su visión, pero con la certeza de que "no creo que haya filmado todavía mi mejor trabajo", por lo que sin reparos suelta que "es la meta, tomar todo lo que he hecho y aprendido, y hacer una cinta que sea mucho mejor de lo que he contado hasta este momento".

Pero también hay espacio para lo que desea Brian, quien pasó por momentos no tan sencillos de afrontar en el ámbito de lo personal: "Todos estamos siempre buscando el amor, yo estuve casado con un maravilloso hombre cubano durante 12 años, pero nos divorciamos hace tres, así que estoy en la búsqueda de tener una relación así otra vez".

Festival Internacional de Cine en Guadalajara
Bruce LaBruce expresa su visión en su piel y en sus accesorios.

Una visión contra lo establecido

La labor detrás y frente a la cámara del canadiense es considerada ya de culto, su uso de la pornografía como una herramienta artística está muy bien planteada en la médula de su forma de hacer cinematografía y no podíamos dejar de lado el tema en nuestro encuentro con él, en el 37 Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG).

Es para ser confrontativo, con un propósito político contra la homofobia. El porno es una forma de arte… es ridículo que puedas enseñar la peor y más grotesca forma de violencia en una película y que no puedas mostrar a dos personas teniendo sexo; creo que eso es un tabú. En mi cine dentro de la industria y fuera, trato de mantener la misma filosofía
Bruce LaBruce, cineasta
Bruce LaBruce, Craig Boreham, Silvia Brunelli, Ruth Caudeli, Gudmundur Adnar Gudmundsson, Teresa Ruiz, Adrian Silvestre e Isabelle Solas
Bruce LaBruce, Craig Boreham, Silvia Brunelli, Ruth Caudeli, Gudmundur Adnar Gudmundsson, Teresa Ruiz, Adrian Silvestre e Isabelle Solas se reunieron en el 37 FICG.

Una de sus sonrisas más honestas fue cuando le preguntamos cómo lo hacía sentir que es considerado uno de los directores de culto en la escena y al ser parte de la comunidad LGBTQI+. "Me identifico como queer punk, tengo una relación ambivalente con el mainstream gay, soy parte de la comunidad, pero también soy muy crítico.

"A veces creo que el Pride se ha convertido en algo que le habla más a la gente straight, se ha transformado en un cliché como la Navidad (risas). En cuanto a ser un director queer de culto, no pienso mucho en eso, no hago películas para un público de nicho, no soy el 'predicador del coro', quiero que le lleguen a todo tipo de gente", abundó LaBruce.

 

Derechos LGBTQI+ en riesgo

Para el director de Saint-Narcisse, los derechos que ha conseguido la comunidad, que han costado el sacrificio de vidas, no sólo en la lucha por ser escuchados y respetados, sino por la falta de garantías para preservar la salud frente a pandemias como la del Sida, podrían estar frente al riesgo de perderse.

"En cada país son diferentes los derechos LGBTQI+, la forma en la que han evolucionado o incluso si existen o no, al viajar me he hecho consciente de esa diferencia (…) La lucha es más política en América Latina porque se piden derechos que son básicos; en Estados Unidos, Canadá o en el occidente de Europa, esos derechos se toman por sentado", dijo.

Bruce considera que "los derechos vienen de un proceso de simulación, se han convertido en una estrategia conservadora de ser aceptados y tratar de ser 'normales', una homonormatividad; es una tendencia ser políticamente correctos y no tener los valores de la era de la liberación, las cosas son regresivas y se pueden revocar".

Una conexión con Guadalajara

LaBruce está contento con repetir la experiencia de formar parte del 37 Festival Internacional de Cine en Guadalajara, en el que fue jurado. Nos confiesa que le gusta venir a la Perla Tapatía ya que ha recibido siempre un gran apoyo a su cinematografía en el certamen, que hoy llega a su final.

Bruce LaBruce
Bruce LaBruce a través de la lente del 37 FICG.

"Ya tengo una larga historia con el FICG, la primera vez que vine fue hace 10 años. Esta es mi cuarta ocasión, he estado durante todo el festival y es muy divertido, memorable, siempre han impulsado mi trabajo", expresó el realizador, quien formó parte de la sección del Premio Maguey.

 
Publicidad
Publicidad