Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El negocio que Mariana Ochoa emprendió durante la pandemia y hoy triunfa

La cantante de OV7 abrió EM Media Agency para trabajar en colaboración con marcas, famosos e influencers.
Mariana Ochoa
Mariana Ochoa emprendió un nuevo negocio en medio de la pandemia por el covid-19.

Durante al menos dos años, la pandemia por el covid-19 frenó la economía a nivel mundial. En México, diversas empresas quebraron, múltiples negocios cerraron y miles de personas perdieron su empleo.

De los proyectos previstos, algunos se pospusieron y otros jamás saldrán a la luz ante la falta de garantías para llevarlos a cabo. En medio de este desalentador panorama, Mariana Ochoa buscó otras alternativas para salir adelante y emprendió un negocio luego de que la gira de OV7 por sus 30 años, se pospuso en marzo de 2020 con la mitad del espectáculo ya montado.

Publicidad

“La necesidad es motivadora”, es su frase favorita y teniéndola en mente es que la cantante se dio a la tarea de crearse un nuevo negocio cuando, debido a la pandemia, se vio obligada a cerrar algunas sucursales de su tienda Disfraces de peli que inauguró hace más de una década.

Mariana Ochoa
Mariana Ochoa con sus hijos en Disfraces de peli.

En entrevista con Moris Dieck para el programa The Money Night Show presentado por Expansión, la cantante y actriz habló acerca de cómo explorar las habilidades para emprender.

Tiempo, dinero, esfuerzo y organización es la clave, asegura. Sobre todo, dice, salir de la zona de confort porque a veces se está cómodo haciendo lo que ya se sabe y sin la necesidad de proponerse nuevos retos.

“En mi caso, estaba muy cómoda en Onda Vaselina, después en OV7 y cuando nos separamos, hice novelas, saqué mis discos y me di cuenta que mi vida seguía dependiendo de la disquera, la televisora, del productor de teatro y dije: ‘quiero algo mío’”.

Tras analizar sus fortalezas y darse cuenta que no era muy buena para dibujar, pero sí para organizarse, Mariana Ochoa truncó su carrera en Diseño de moda para estudiar Administración.

 

“Me gustaba mucho disfrazarme y cada que mi hermano y yo íbamos a Estados Unidos, nos comprábamos de todo para cuando hiciéramos una fiesta de disfraces. Sin embargo, un día le dije que estaba hasta el gorro de depender de todo el mundo”, comentó. En ese tiempo, cerca de su casa estaba por abrirse una plaza comercial y rentaban un local pequeño.

Pensó que podía incursionar en el negocio de la renta de vestidos de noche con una pared en la que se vendieran disfraces. Al evaluar que para ello requería el apoyo de una costurera de fijo y no contaba con los recursos para solventar su sueldo, Mariana optó por sólo vender disfraces y en 2009 abrió su primera tienda en la Ciudad de México.

Hasta hace poco tenía varias sucursales abiertas, pero tras el golpe económico de la pandemia cerró algunas y hoy mantiene a cinco vigentes de las que se hace cargo su hermano, Octavio Ochoa.

Sin cruzar los brazos ante la afectación de sus negocios, la protagonista de la legendaria telenovela La hija del jardinero (2003) buscó otras opciones y se comunicó con Cinepolis Klic para que, a través de su plataforma, transmitieran conciertos.

Les encantó la idea y primero se presentó a Emmanuel y Mijares, después Erik Rubín con su hija Mía, Margarita, la diosa de la cumbia y entonces nació EM Media Agency con la que la Mariana Ochoa comenzó a coordinar esos conciertos. “Incluso, convencimos a Pepe Aguilar con sus hijos y a Marco Antonio Solís que nos regaló una canción con Los Bukis”, resaltó.

Mariana Ochoa
Mariana Ochoa.

“Las agencias voltearon y me dijeron que además de la plataforma y lo conciertos, les interesaba invertir en digital y en influencers. Me preguntaron: ‘¿cuál es tu pull?’ y les pedí que me dieran diez minutos.

 

“Le llamé a amigos como Ana Layevska y Andrea Legarreta para decirles que estaba arrancando una agencia, que no quiero exclusividad, que no tenía a todas las marcas pero sí una oportunidad”, explicó la OV7 en la búsqueda de que confiaran en ella.

Mariana Ochoa
Mariana Ochoa, Andrea Legarreta, Erik Rubín y Carlos Esoejel.

“En ese momento, no tenía capital económico, pero dije: ‘mi capital son mis relaciones’, y arranqué hace más de un año. Gracias a mis amigos y compañeros por la confianza que me han dado para promoverlos con marcas y en nuestras redes sociales como personas públicas. Algunos son cantantes, actores, conductores o deportistas. Les invertimos tiempo y esfuerzo, y se vuelve un canal para que lleguen las marcas que nos gustan”, destacó la empresaria de 43 años.

Indicó que EM Media Agency no trabaja con las marcas. “Más bien, yo le pregunto a los influencers, conductores, actores, deportistas, etc., cuáles son sus marcas orgánicas y a partir de eso, le ofrecemos a la marca quiénes podrían trabajar con ellos. No manejamos un pull de gente porque todos tienen su trabajo principal”, explicó.

A la par de su agencia y las tiendas de disfraces, Mariana Ochoa se concentra en los ensayos del grupo OV7 que arrancará una gira por México a partir de septiembre próximo en varias plazas del país.

Publicidad
Publicidad