Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Alex Fernández y su esposa celebran el primer mes de su hija Mía

El 17 de marzo pasado nació su primogénita, segunda nieta de Alejandro Fernández.
martes 19 abril 2022
Alex Fernández y su esposa
Alex Fernández y su esposa celebran el primer mes de su hija Mía.

Alex Fernández y su esposa Alexia Hernández atraviesan por uno de los momentos más felices de su vida, luego de que el 17 de marzo pasado debutaron como papás de una niña.

Mía, su primogénita, ya cumplió su primer mes de edad y la pareja decidió celebrárselo, por lo que en redes sociales Alexia compartió con sus seguidores algunas imágenes del festejo.

Publicidad

En una de las fotografías que subió a sus stories, se observan unidas las manos de los tres, una sobre la otra. En otra foto destaca un pastel de color rosa, con chocolate blanco, cerezas, nuez y la leyenda: “1 Mes”.

Alex Fernández
Alex Fernández, feliz por el primer mes de Mía.

A un mes de nacida, los papás de Mía no han querido revelar su cara. La bebé nació a las 9:45 horas el jueves 17 de marzo en Guadalajara, Jalisco, pesó 3.15 kilogramos y midió 48 centímetros.

Su llegada ocurrió en medio de la polémica por el estreno de la serie no autorizada El último rey: El hijo del pueblo, de Televisa y tres días después de que la familia de Vicente Fernández celebrara el primer cumpleaños de Cayetana, hija de Camila Fernández y primera nieta de Alejandro Fernández.

Alex Fernández
Así fue el pastel de Mía.

“T​​e amo bebé!!! Charro, gracias por mi princesa”, escribió Alexia en su cuenta de Instagram junto a una fotografía tomada instantes después del parto de su pequeña hija.

 

Alex también publicó la imagen en sus redes sociales para compartir con sus seguidores la felicidad que vivía en este momento.

“Oficialmente soy el hombre más feliz del universo!!! Gracias amor por el mejor regalo”, fue el pie de foto que el cantante de 28 años eligió para acompañar la imagen en la que se le ve cargando a la recién nacida y a Alexia observándolos, mientras Mía sujeta una mano por el dedo índice.

 
Publicidad
Publicidad