Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Julio César Chávez reacciona a la supuesta recaída de Rafael Amaya

El ex boxeador declaró que no le consta que el acto haya recaído en las drogas, sin embargo, aclaró que para lograr una rehabilitación se necesita de fuerza de voluntad.
martes 23 marzo 2021
(Obligatorio)
Julio César Chávez, Rafael Amaya.

Julio César Chávez habló sobre la polémica que envuelve a Rafael Amaya , luego de que el actor fuera captado con supuestos delirios de persecución en las calles de Tijuana y que algunos medios señalaron que ese comportamiento se debió a una recaída con las drogas.

El ex boxeador defendió su centro de rehabilitación, en donde estuvo internado hace unos meses Amaya, y declaró que las personas que desean dejar las adicciones deben hacer un trabajo constante, pues su clínica no hace milagros.

Publicidad

“A mí no me consta que Rafael Amaya haya recaído. Lógicamente las imágenes que salen, los videos se dice otra cosa. A mi en lo particular no he hablado con Rafael. Yo lo quiero mucho a Rafael, es un buen ser humano. Si él y su mánager necesitan ayuda se las damos", comentó en entrevista para Ventaneando.

Además aclaró que él no busca hacerse publicidad con el caso del protagonista de la serie El señor de los cielos, tal como lo dijo la mánager del actor. Karem Guedimin. “Pero con todo respeto, fue una declaración de la mánager que yo me colgaba de la fama de -Rafael Amaya- con todo respeto, señora no necesito eso”, agregó el ex boxeador.

Además, Julio César Chávez defendió su clínica de rehabilitación y expresó que, aunque a él no le consta que Rafael Amaya haya recaído en las drogas, aclaró que de ser cierto, no sería su culpa.

Publicidad

Asimismo, Julio César Chávez comentó que para toda exitosa rehabilitación debe haber compromiso y fuerza de voluntad.

Rafael Amaya y Karem Guedimin
Rafael Amaya y Karem Guedimin.

Finalmente, dejó en claro que todos los pacientes que entran a su centro deben poner de su parte, pues en sus clínicas no hacen magia.

“Primero debe aceptar uno que está enfermo, después tomar la terapia, lógicamente después de estar cinco o seis meses internado si uno no vuelve a las juntas, no digas por qué recaíste. Esto es una lucha de todos los días. Me ha costado muchísimo trabajo. Mi clínica no es magia, el paciente necesita querer”, puntualizó.

Publicidad
Publicidad
Publicidad