Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Sam Asghari, novio de Britney Spears, la defiende de ataques por su personalidad

Sam Asghari insiste en que el mundo necesita más personas como su famosa novia y ha defendido su derecho a comportarse con naturalidad en las redes sociales.
lunes 07 septiembre 2020
116696723_605165466864615_3870846352508366890_n.jpg
Sam Asghari y Bitney Spears

Este fin de semana Sam Asghari salió en defensa de su novia Britney Spears de manera muy contundente a través de las redes sociales.

Por norma general, el atractivo joven de 26 años prefiere ignorar los rumores malintencionados sobre la salud física y mental de su chica. Sin embargo, uno de ellos conseguió enfadarlo de sobremanera recientemente por ridiculizar el contenido de su cuenta de Instagram, en cuya creación él participa activamente como fotógrafo aficionado.

Publicidad

Todo comenzó cuando una de las seguidoras de la cantante, que se identifica con el nombre de Kelly Oxford en dicha plataforma, aseguró en la sección de comentarios de una de sus publicaciones que las fotografías y vídeos que sube Britney habían empezado a "darle miedo". Lo que probablemente no imaginó nunca es que iba a recibir una respuesta directa del propio Sam.

Ver esta publicación en Instagram

💋💋💋

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

"¿Qué hay de malo en que la mayor estrella del mundo sea ella misma (divertida, humilde y auténtica) sin que le importe lo que piensen los demás?", contraatacó su novio, que no paró ahí. "Necesitamos más personas como ellas y menos 'Karens'", añadió usando un apodo despectivo que se utiliza para referirse a personas maleducadas y entrometidas, sobre todo si son mujeres blancas de mediana edad.

#YoMeQuedoEnCasa: Descarga gratis la revista digital de agosto (da clic en la imagen)

Publicidad

De paso, el modelo y entrenador -que conocido a Britney en 2017 grabando el videoclip de Slumber Party- también recordó a Kelly que Instagram "instaló hace diez años" un botón que podrías haber presionado con total libertad para dejar de seguir a Britney.

Lo cierto es que la artista ha dado mucho de qué hablar en el último año por compartir en su perfil desfiles de moda improvisados en el pasillo de su casa o vídeos de su vestidor, que nada tienen que ver con el contenido cuidado y medido al milímetro que suben a sus perfiles públicos otras celebridades. Algunos de sus fans han llegado incluso a alarmarse al dar por sentado que estaría atravesando una nueva crisis como la que casi le cuesta su carrera en 2008.

Ver esta publicación en Instagram

it’s been a while folks 🌹🌹🌹!!!!

Una publicación compartida por Britney Spears (@britneyspears) el

Publicidad
Publicidad