Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Gwyneth Paltrow revela el origen de la peculiar vela con olor a su vagina

La actriz compartió cómo surgió la idea de nombrar al singular producto.
jueves 23 enero 2020
Gwyneth Paltrow
Gwyneth Paltrow

Hace unos días la actriz y empresaria Gwyneth Paltrow lanzó un producto muy peculiar y que se agotó apenas en horas: una vela cuya fragancia floral huele como su vagina, pero los interesados en comprarla no deben desanimarse ya que podrán ordenarla pronto en la página de su compañía Goop y tras una breve espera el producto les llegará a las puertas de su casa por el precio de 75 dólares.

Publicidad

Pero, ¿cuál es el origen de tan singular vela aromática? La propia Gwyneth explicó dónde y cómo surgió la idea de bautizar al producto con el nombre que se le dio.

“Lo cierto es que lo de esta vela comenzó siendo un chiste”, reconoció Paltrow. “Estábamos probando varios productos que nos habían llegado y cuando olí el aroma de esta vela me salió decir que parecía el de mi vagina”, afirmó.

“Obviamente, estaba bromeando. Pero nos pareció muy gracioso y también un poco punk, así que la bautizamos así. El caso es que creo que muchas mujeres hemos crecido sintiendo cierto grado de vergüenza por nuestros cuerpos y por las partes que lo forman. Así que en cierto modo esta es una vela un poco subversiva para todas nosotras”, defendió.

Y razón no le falta: nunca se había leído en medios de todo el mundo tantas veces la palabra ‘vagina’ como desde que se anunció esta vela. Más o menos lo mismo que ocurrió con la palabra 'clítoris' desde que el Satisfyer se hizo famoso. Y como dicen, esto es importante, ya que lo que no se nombra es como si no existiera.

Así que más allá de la excentricidad de llamar ‘Huele como mi vagina’ a una vela que en realidad huele a geranio, bergamota, cedro, cítricos y rosa de Damasco; tal y como se explica en la descripción del producto; esta vez hay que aplaudir a Paltrow por su buen olfato para los negocios.

Publicidad

"Esta vela está hecha con geranio, Bergamota cítrica y cedro yuxtapuestos con rosa de Damasco y semilla de Abelmosco que nos hace pensar en fantasía, seducción y un calor sofisticado"

El aroma floral estaba destinado a ser un perfume, para lo cual la actriz trabajaba con el perfumista Douglas Little, cuando ésta dijo "Uh… esto huele como mi vagina" y terminó convirtiéndose en una vela que se agotó en poco tiempo, destaca el periódico New York Post.

Publicidad
Publicidad