Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Madonna causa revuelo al mostrar rutina de belleza en la que bebe su orina

La famosa cantante además se mete a una tina llena de hielos para activar su circulación y tonificar la piel.
jueves 21 noviembre 2019
Madonna
Madonna

Madonna es una de las mujeres que siempre están en el ojo del huracán y esta vez, el revuelo está siendo causado por una de sus rutinas de belleza, resulta que la reina del pop detalló cómo ha conservado una buena imagen a sus 61 años.

Publicidad

A través de unos videos compartidos en su Instagram la cantante dejó ver que una de sus rutinas después de hacer ejercicio o tener una presentación consiste en meterse en una tina llena de hielos.

Lo anterior como un método para mejorar su circulación de las piernas y mantener una piel firme, pero esto es apenas la primera parte del ritual, el siguiente paso consiste en beber su orina.

“Es realmente bueno beber orina después de salir del baño helado”, reconoce sentada sobre la bañera, con las piernas enrojecidas.

Pese a la recomendación de la cantante, cabe destacar que la orinoterapia, que es el nombre que recibe esta práctica y que comenzó hace siglos, no ha dado evidencia científica alguna de que funcione, de hecho, los expertos advierten que beber en demasía la orina puede provocar la acumulación de residuos tóxicos en los riñones, algo similar a la insuficiencia renal.

Algunos de los famosos partidarios de esta práctica son Lady Gaga o Cristiano Ronaldo.

Publicidad

Hace unos días la reina del pop enfrentó otra polémica debido a su esfuerzo por intentar ofrecer a su público exactamente la experiencia que ella había concebido en su mente le ha llevado a comenzar varios conciertos de su actual gira 'Madame X Tour' con un retraso considerable y ahora uno de sus fans ha decidido emprender acciones legales en su contra por hacerlo esperar dos horas en el concierto que ofreció en Miami Beach el 17 de diciembre del año pasado.

Nate Hollander, como se llama el hombre que interpuso el pasado 4 de noviembre una demanda contra Madonna y la compañía Live Nation que organiza su gira, sostiene que la cantante ha convertido su impuntualidad en un hábito y cita como ejemplo su propia experiencia: cuando él compró las entradas, el arranque del espectáculo estaba programado para las ocho y media de la noche, pero después la cantante cambió el inicio de todos sus conciertos hasta las diez y media.

Publicidad

Tags

Publicidad