Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La razón por la que Ana Torroja no quiere ser de la realeza a pesar de su origen

La exintegrante de Mecano asegura que los únicos merecedores del título nobiliario que ostenta su familia, son su abuelo Eduardo y su papá José Antonio.
jueves 05 septiembre 2019
Ana Torroja
Ana Torroja se presentará en el Auditorio Nacional el 12 de octubre.

Ana Torroja sonríe ante la pregunta de Quién acerca de lo orgullosa que debe estar por la importancia que su apellido tiene en España y el planeta entero; además de los méritos musicales de ella, por la aportación que su abuelo Eduardo hizo a la ingeniería civil mundial, al ser considerado el máximo especialista en construcción en hormigón.

Esos conocimientos y aportaciones le valieron a Eduardo Torroja Miret que el 1 de octubre de 1961, el general Francisco Franco le otorgará de manera póstuma el título de marqués, que en la actualidad heredó José Antonio Torroja Cabanillas, papá de la exintegrante de Mecano, a quien por cierto mantenerse como parte de la realeza española no le hace especial ilusión.

Publicidad

“No sé si todo el mundo lo sabe, pero recuerdo que cuando vivía en Nueva York, una vez fui a un centro de masajes y obviamente das tu nombre, cuando llegué ahí había un chico norteamericano sentado detrás de la recepción; le dije mi apellido y me preguntó: ‘¿Torroja, hija de Eduardo Torroja?’, cuando le respondí que era su nieta, se volvió loco, porque era estudiante de arquitectura.

Mi abuelo fue importante y mi padre también lo es, pero el primero más, porque está en los libros; entonces me pidió un autógrafo y una foto. Fui otro día y me trajo un libro que tenía de arquitectura, pero no sé si todo el mundo sabe de eso, pero estoy en una familia maravillosa, así que lo demás, para mí no es importante”, comentó Ana, con una amplia sonrisa, en entrevista.

Ana Torroja
Uno de los principales motores en la vida de Ana Torroja es su familia.

Acerca de si en algún momento ha pensado en convertirse en marquesa de Torroja, mencionó: “A mi abuelo se lo concedieron por mérito en su trabajo, mi padre lo heredó y se irá con él, porque ahora hay que pagar y realmente lo haces por un título que se lo dieron a mi abuelo por su labor, el que se lo merecía era él y mi padre, los demás no, así que quedará ahí”.

Publicidad

El playlist de una vida

Ana Torroja no titubea al decir que su carrera musical inició por mera coincidencia, algo que no planeó, pero que el universo le entregó al lado de Nacho y José María Cano, con quienes conformaría el trío que es uno de los pilares fundamentales de la música pop del siglo XX y parte ya del XXI, Mecano.

Empecé sin saber ni buscarlo, ha sido como una montaña rusa, sin tiempo de pensar, es como cuando te lanzas, mejor no lo analizas, porque no te subes; fue todo muy vertiginoso, grande, de mucha presión, responsabilidad y poco tiempo para nosotros como individuos. Pero tuvo sus momentos increíbles que se quedan ahí y también difíciles, pero la vida es así”, explicó Torroja.

¿Ana tiene canciones favoritas?, cuestionamiento que respondió honesta como es: “Hay algunas que me encanta cantar, no sé si llamaría favoritas, pero que las disfruto, una es Ya no te quiero, también La llama (su nuevo sencillo) y Mujer contra mujer, porque creo que es una canción que no sólo me gusta porque melódicamente me sigue emocionando.

Publicidad

“También porque el mensaje hay que seguir cantándolo, gritándolo, y luego hay otras que me divierten, como Barco a Venus o Un año más, esa siempre es un subidón, aunque hay gente que es más tranquila, pero es como el boom que cuando llega, se vuelven locos todos, tiene una energía muy potente”, abundó Torroja.

Un diálogo de piel

Al preguntarle cómo recuerda a la Ana que inició en el universo sonoro, sin pensarlo dos veces explicó que era “ingenua, insegura, inocente… realmente nueva, era virgen prácticamente en lo que tenía que ver con la música”, pero al ser una mujer observadora, curiosa e incluso camaleónica, “he evolucionado a través de las canciones, la música es casi mi maestra de vida”.

Ese crecimiento le permite entablar un diálogo único con su público: “Te enseñas a ser generoso, porque esta profesión es de entrega, aunque recibes mucho también; aprendes a sentir, porque eres más permeable, a través de la música estás en la vida de muchas personas, y cuando coincides con ellos hay un diálogo mágico, de sentir en la piel, no es algo de palabras.

Ver esta publicación en Instagram

No sé porque no estás aquí ... #Llama ☎️ #TourVolver

Una publicación compartida de Ana Torroja (@ana_torroja) el

De todos esos oyentes, los mexicanos son una parte fundamental de su carrera: “Forma parte ya de mi vida México, son más de 30 años de idilio y cada vez más, porque cuando uno viene y pasa más tiempo, conoce más al país, su gente, con sus cosas buenas y las no tanto, que las hay en todas partes, pero cada vez estoy más cómoda, feliz y enamorada”, explicó Torroja.

Una mamá comprometida

Durante su charla con Quién, Torroja también habló de una de las cosas más importantes: “Tengo una suerte de tener una familia que respeta mucho mi trabajo, al igual que yo el de ellos, y como individuos, admiramos también lo que hace el uno y el otro, en ese sentido me cuesta más a mí cuando me tengo que ir, pero no he sentido presión”.

Ana Torroja
La estrella pop es una mujer feliz y agradecida con su vida y profesión.

Y de su hija Jara Luque Torroja reveló qué le dijo cuando supo que su mamá era Ana la de Mecano: “Se ha dado cuenta a través del tiempo, cuando creció y lo ha ido dimensionando, antes no entendía y después no tenía que ver con ella, pero ahora lo compartimos, aunque no todo le gusta, pero mi última etapa de música electrónica le ha gustado mucho, creo que me admira”.

Publicidad
Publicidad