Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Esta es la enternecedora razón por la que Mark Hamill es actor

El protagonista de la saga de Star Wars aseguró a Quién que disfrutó de conocer a los príncipes William y Harry; estrena la serie Knightfall en History
sábado 25 mayo 2019
Mark Hamill
Mark Hamill tuvo claro que quería dedicarse al mundo del entretenimiento, gracias al personaje del pato Donald de Disney.

Mark Hamill creció entre Virginia, Nueva York y Japón —su papá era capitán de la Armada de los Estados Unidos—, en el seno de una familia numerosa. De niño se dio a la tarea de captar la atención de sus padres y hermanos a través de hacerlos felices, lo que le brindó una pasión por entretener; por eso cuando llegó el momento de decidir qué quería hacer con el resto de su vida eligió ser actor.

Pero esa decisión estuvo basada también en la curiosidad que despertó en él un personaje de Disney: “Estoy en medio de seis hermanos, siempre gravité con la idea de entretenerlos, hacerlos felices y para eso tenía puppets y un muñeco de ventrílocuo; hacía trucos de magia, quería ser dibujante, amo los comics y las caricaturas del periódico.

Publicidad

“Siempre quise ser parte de Hollywood, porque amo a King Kong, quería tener una ocupación en la cual reviviera a los dinosaurios; veía los programas de Walt Disney y Clarence Nash hacía la voz del pato Donald, eso capturó mi imaginación y me dio la claridad en mi cabeza, a los cinco años, de que quería crecer para tener un trabajo como ese”, contó Hamill a Quién, vía telefónica.

Mientras crecía en varias ciudades de EU y en Asía, Mark hacía todo en su poder para desarrollar esta vena artística: “Participaba en obras de teatro en la escuela, tenía un show en el patio de mi casa, invitaba a los chicos de mi calle a verme cantar, bailar y hacer cualquier cosa, fue algo que siempre quise”.

Mark Hamill
Mark Hamill agradeció la oportunidad de interpretar personajes tan icónicos en la cultura pop.

Incluso pensó que si fracasaba en el intento de estar en un escenario, había muchas cosas a las que podía dedicarse para cumplir su sueño: “Cuando no obtenía un papel en la obra escolar, pedía estar en utilería o hacer los pósters para promocionar el espectáculo. Siempre amé estar en el show, aunque no actuara. Me considero afortunado y agradecido de hacer algo que amo tanto”.

Esa pasión por el showbiz le ha dado múltiples satisfacciones, como encarnar a uno de los héroes por añadidura de la cultura popular: Luke Skywalker, darle voz a un icónico villano, Joker, e incluso codearse con la realeza de Gran Bretaña, como sucedió cuando conoció al duque de Cambridge, William, y al duque de Sussex, Harry , con quienes pasó un buen momento.

“Visitaron el set de la película Star Wars: The Last Jedi, fue genial conocerlos, charlar con ellos fue muy divertido, porque son muy fans de la saga”, contó Hamill, quien aclaró que el tweet que publicó, en el que comentó que influyó en el nombre que el Duque de Sussex le dio a su pequeño se trató de una broma, ya que lo único que busca en sus redes sociales es divertirse.

“Lo hice en un tono de juego, porque cuando me percaté de que el royal baby se llama Harrison , hice la referencia de que traté de convencerlos (a William o Harry) para que nombraran a alguno de sus bebés como su actor favorito de Star Wars y no entendí por qué no le llamaron Mark (risas), pero todo fue una broma, no se debe tomar en serio”, mencionó.

Precisamente del cambio generacional y de cómo las redes sociales hoy transforman comentarios que se hacen sin mala intención en “revoluciones” o que permitieron el surgimiento de haters, el actor opinó que vivimos en “un mundo totalmente nuevo, cambiaron la forma en la que nos comunicamos, para bien o mal.

“Ahora desde sus casas pueden insultarte y decirte que eres terrible. En Instagram, Facebook o Twitter escriben cosas que no se atreverían a decirte en persona, porque tienen el anonimato, así que no puedes ser tan sensible frente a las críticas, porque es todo parte del juego que enfrentas como actor”, analizó.

De estreno

Mark Hamill se sumó al elenco de la segunda temporada de la serie Knightfall, que el canal de televisión de paga History estrena el 31 de mayo, en la que encarna a Talus, un hombre totalmente opuesto a él, que es implacable y que enseña a otros templarios a ser Dioses que ejecutan, sin embargo, abraza esta oportunidad a la que definió “única en la vida”, con los brazos abiertos.

“Amo la historia, más aún cuando la dramatizas y no sólo lees acerca de ella en libros, porque la hace más viva”, abundó el actor, quien al tiempo reveló que otra diferencia de la serie con la saga de George Lucas fue el tipo de armas que utilizó: “Las espadas reales que usamos son más pesadas que los sables de luz (risas).

“Me di cuenta hasta que me probaron el vestuario y maquillaje que esto era un proyecto monumental, porque el peto, las botas, el cinturón, la espada, el hacha, todo eso pesaba 22 kilogramos, y utilicé una peluca, bigotes y barba, para aplicar años y cicatrices a mi cara y manos el proceso llevaba una hora, todo me tomaba dos horas para preparame”, abundó Mark.

Mark
El actor protagoniza la serie Knightfall, que el canal de televisión History estrena el 31 de mayo.

A pesar de dejar a su familia cinco meses, lo cansado que era la preparación y luego la filmación de más de 12 horas, estuvo feliz por poder retratar este momento en la historia humana que consideró de “días muy difíciles, porque había mucha mortalidad. Teníamos historiadores que revisaban el guion, que trataron de mantener lo más cercano a la realidad a los personajes y la trama”, finalizó Hamill.

Publicidad
Publicidad