Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

  • titulo_1.jpg
  • The Duke & Duchess Of Sussex Pose With Their Newborn Son
  • landscape_hair_mitos.jpg

Eiza González confiesa el lado "amargo" de haber llegado a Hollywood

Para Eiza González no todo ha sido miel sobre hojuelas, en este camino, la actriz ha hecho muchos sacrificios, sobre todo con su familia.
Eiza González
Eiza González

A lo largo de este último año Eiza González ha terminado de consolidar su posición en la meca del cine, como quedó patente a través de la invitación que recibió para presentar uno de los premios en la gala de los Óscar o para acudir a la cita más importante del mundo de la moda, la gala del Met, y todo ello al mismo tiempo que rodaba once nuevas películas, pero esos logros han llegado a cambio de pagar un alto precio.

"Yo creo que dejar a mi familia, dejarles ha sido muy difícil", confiesa la intérprete en una entrevista al programa 'Despierta América' acerca del mayor sacrificio que ha realizado por su carrera. "Tengo un sobrino mucho más chiquito y eso me ha costado mucho. Lo veo cada año, pero no lo veo casi como lo quisiera ver y perderme ese crecimiento en mi familia es muy difícil".

Publicidad

Por otra parte, la antigua estrella de telenovelas juveniles reconoce que la imagen que tenía en su cabeza de Hollywood no se ajustaba exactamente a la realidad.

"Sí y no. Siento que pensaba que la felicidad venía con el éxito, no realmente así, pero sí. Como si cuando eres la persona más exitosa todo lo demás fuera felicidad, y realmente me doy cuenta que no, que lo importante son la familia, los valores, quererte, respetar tu cuerpo, darte permiso, perdonarte... Eso es la felicidad".

Pese a su consagración como una de las artistas latinas que ha conseguido hacerse un hueco en la industria del cine estadounidense, irónicamente Eiza sigue temiendo a diario que todo vaya a acabarse en un abrir y cerrar de ojos.

"Tengo mis inseguridades y mis miedos y mis dudas. El otro día estaba platicando con mi mamá. Estábamos en mi casa y me senté con ella y le conté que tenía mucha ansiedad. Tengo miedo de que este sea el final, todos los días lo pienso: ¿Y qué si este es el final? Y entonces entro en pánico porque amo mi trabajo y tengo miedo de que se vaya a acabar. Tengo tantas ganas de representar a mi país de forma positiva y que se sientan orgullosos de mí. A veces, si no lo logro, me hace sentir que fracasé porque amo mi cultura. Y mi mamá me dijo que lo único que importa al final del día es que sea yo misma y me acepte con mis inseguridades y mis virtudes, y que sea la buena persona que soy, como he venido haciendo toda mi carrera".

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad

Visita Nuestras Galerías

Publicidad