Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Los tres momentos que dejan claro que Trump no es el esposo ideal

Durante la inauguración presidencial en Estados Unidos ocurrida el viernes hubo situaciones poco corteses con Melania por las que Trump ha sido juzgado.
94133116
94133116 Donald Trump;Melania Trump (Foto: Chip Somodevilla)

Las comparaciones entre el trato que dan Barack Obama y Donald Trump a las mujeres son inevitables, especialmente cuando se trata de sus esposas.

Publicidad

Por más de ocho años, Barack nos dios verdaderas lecciones de caballerosidad y respeto, y nos demostró en innumerables ocasiones la gran admiración que tiene por Michelle. Mientras que Trump –durante su campaña– fue objeto de varias polémicas por misoginia e, incluso, fue acusado de acoso sexual.

Durante la inauguración presidencial en Estados Unidos ocurrida el viernes hubo situaciones poco corteses con Melania por las que Trump ha sido juzgado por los medios y los usuarios de las redes sociales.

La primera de ellas fue el hecho de que durante su llegada a la Casa Blanca se anticipara a saludar a los Obama y dejara atrás a su esposa Melania. Incluso, fue Barack quien se percató de que Melania venía tras el nuevo presidente y la ayudó a subir las escaleras para introducirla después en la conversación. Después de saludar a la prensa, Obama invitó a pasar a los Trump siendo el último en adentrarse.

Otro momento del que se hizo mención en medios fue el beso, calificado de “frío” y “falso”, que Trump le dio a su esposa momentos antes de rendir juramento como el 45° mandatario de su país. Incluso, hay quienes aseguran que realmente no hubo un acercamiento entre ellos.

El último momento que dio mucho de qué hablar fue el primer baile de Trump con su esposa al frente ya de la nación más poderosa del mundo. Mientras bailaban “My way” de Frank Sinatra, Melania y Donald se mostraron poco expresivos, pocas veces hicieron contacto visual e, incluso, parecían incómodos.

Dicha situación, motivó de inmediato comparaciones con los bailes inaugurales de Obama, en los que siempre se mostró en todo momento enamorado y cómplice de Michelle.

null

Publicidad
Publicidad