Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

La millonaria cantidad que Kim está perdiendo tras robo en París

Desde lo sucedido en la capital francesa, la estrella de reality dejó de postear en Twitter y detuvo la grabación de su show.
sábado 08 octubre 2016
Kim Kardashian
Kim Kardashian Se dice que tras el asalto, la estrella de reality perderá alrededor de un millón de dólares de ganancias por mes.

Además de los 11 millones de dólares que le robaron en París, Kim Kardashian está perdiendo otro millón por haber dejado en pausa la mayoría de sus proyectos.

De acuerdo con analistas de mercado consultados por la revista People, el hecho de que Kim haya dejado de postear en Twitter y de que haya detenido la grabación de su reality, Keeping Up With The Kardashians, significa la pérdida de un millón de dólares al mes.

Publicidad

El asesor financiero, Samuel Rad, explicó que la mayor parte del millón de dólares que perderá Kim proviene de lo que gana por las marcas comerciales que anuncia en sus mensajes de Twitter. Ésto es independiente de lo que gana por las apariciones en eventos especiales, por los cuales llega a cobrar entre 200 mil a 300 mil dólares. En cambio, por los post en redes sociales se estima que gana 20 mil.

El robo en París ocurrió esta semana, y según la versión de Kim, cuando vio a uno de los ladrones con máscara dentro del departamento que estaba habitando, pensó que iba a ser violada.

Según esa historia, la estrella de reality estaba acostada únicamente con su bata puesta, cuando escuchó pasos en el departamento de dos pisos, ubicado en el lujoso distrito 8. Entonces vio a través de una puerta de cristal a un hombre con máscara y a otro con sombrero de policía, por lo que se percató que había algo raro y de inmediato trató de contactar a su guardaespaldas, Pascal Duvier, quien en ese momento estaba al cuidado de Kendall y Kourtney en un centro nocturno de la ciudad francesa.

Kanye Kim Kardashian
Inmediatamente después de que se enteró del robo, Kanye canceló su concierto para unirse con su esposa.

Antes de que pudiera terminar de marcar el número, uno de los hombres le arrebató el teléfono y lo tiró. Le ataro las manos con unas esposas de plástico y cinta adhesiva. Luego uno de los hombres la tomó de los tobillos y la puso en la bañera.

Publicidad