Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Familia Vargas: Silvita está con Dios

La Procuraduría Federal de la República dio a conocer que el cuerpo encontrado en una casa al sur de la ciudad correspondía al de Silvia Vargas Escalera, más tarde la familia lo confirmaría.
La Procuraduría Federal de la República dio a conocer que el cuerpo encontrado en una casa al sur de la ciudad correspondía al de Silvia Vargas Escalera, más tarde la familia lo confirmaría.
Nelson Vargas La Procuraduría Federal de la República dio a conocer que el cuerpo encontrado en una casa al sur de la ciudad correspondía al de Silvia Vargas Escalera, más tarde la familia lo confirmaría. (Foto: Clasos)
Mañana se le dará el último adiós a Silvia Vargas Escalera.
Mañana se le dará el último adiós a Silvia Vargas Escalera.


Un año, tres meses y un día fue lo que duró la incertidumbre sobre el paradero de Silvia Vargas Escalera, una joven adorada por su familia y seres queridos, una persona que desde niña daba luz a la vida de muchos.

Publicidad

“Es una niña extraordinaria, es muy buena diseñadora, precisamente iba a estudiar eso, diseño de modas, hacía vestidos, hacía muchos dibujos, es una niña feliz, tiene una vida por delante”, nos dijo Nelson Vargas, antes de saber que su hija no estaba más con nosotros.

Silvita fue secuestrada el 10 de septiembre de 2007 cuando iba al colegio, era la menor de tres hermanos e hija del ex titular de la Conade, Nelson Vargas Basáñez y Silvia Escalera Montes.

Ayer, la Procuraduría Federal de la República dio a conocer que el cuerpo encontrado en una casa al sur de la ciudad correspondía al de la joven, más tarde la familia lo confirmaría.

“Hoy sabemos que Silvia está con Dios. Les pedimos rezar por ella y por todas aquellas personas que viven el mismo sufrimiento que nos embargó desde el 10 de septiembre de 2007”, dice el comunicado que hizo circular la familia.

Publicidad

El 31 de octubre de este año publicamos en la revista Quién una entrevista con el profesor Vargas donde nos exponía la agonía en la que vivía su familia sin saber el paradero de uno de sus más preciados tesoros, con lágrimas en los ojos, suplicaba le dijeran dónde estaba su niña; lamentablemente el final no fue feliz, pero ahora tanto Silvita como la familia puede vivir su duelo.

En aquella ocasión, al preguntarle a Nelson ¿cómo podía vivir un padre sin saber nada de su hija?, nos contestó: “Lo haces por la familia, tengo nietos no puedo dejar que mis hijos me vean caer porque ellos tienen que seguir adelante”.

Sobre su futuro mencionó que lo más importante era saber qué pasaba con su hija para poder seguir adelante: “En lo primero que pienso es en ver qué pasa con mi chiquita y encontrarla vida. Hace poco vi a una niña que estuvo siete meses en un sótano, ¿viste en las condiciones en las que estaba? Cosas como esas hacen que me levante a media noche a pensar, no quiero ni imaginarme si está viva lo que ha sufrido. Yo le pido a Dios que si está viva que estas gentes no la hayan maltratado –dijo con voz entrecortada-, pero no puedo dejar de luchar a pesar de que estoy muerto en vida”.

Hace unas semanas la familia dio una nueva conferencia de prensa dando nuevos datos sobre el caso de Silvia, y nuevamente la desesperación salía de los labios de un padre desconsolado, pedía se siguieran estas pistas y le dieran respuesta.

Publicidad

Hoy, la respuesta ha llegado y esperamos que por sus hijos y sus nietos, como él mismo nos comentó, todos los Vargas Escalera encuentren la paz y pronto sobrelleven esta lamentable pérdida.

El sábado a las 13:00 horas darán el último adiós a Silvia en la capilla Lorraine y Cote de Azur del Panteón Francés para las personas que decidan asistir.

Será un adiós en color blanco como recuerdo de la alegría, la pureza, la paz y la inocencia que siempre irradió Silvia.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad