Publicidad
REVISTA DIGITAL
Publicidad

‘El Exorcista’ y otras películas provocativas de William Friedkin

Famoso por el filme de posesión demoníaca, la filmografía del cineasta William Friedkin, quien murió a los 87 años, siempre estuvo cerca de la generalidad, la crítica y la polémica.
mié 09 agosto 2023 10:58 AM
William Friedkin da anotaciones sobre una escena de El Exorcita a la joven actriz Linda Blair.
William Friedkin da anotaciones sobre una escena de El Exorcita a la joven actriz Linda Blair.

De un discreto origen en la industria fílmica estadounidense de los 60, a convertirse en todo un renovador del género de terror en los años 70, hasta tener prolongados periodos de silencio, la filmografía de William Friedkin cuenta con dos grandes hitos y un listado de filmes que han navegado entre la generalidad, la crítica y la polémica.

Un gran manejo del suspenso y una cercanía a dramas sociales, fueron algunos de los pulsos que se pueden rastrear en su obra, la cual inició en 1962 con la película para la televisión titulada The People vs. Paul Crump y la última película que dirigió, la cual quedó pendiente de su estreno: The Caine Mutiny Court-Martial.

A continuación presentamos algunas de las películas más representativas en la filmografía de William Friedkin, que justamente estuvieron marcadas por esos elementos distintivos.

Publicidad

7 películas de William Friedkin que necesitas ver

Los chicos de la banda (1970)

En 1970, tan sólo dos años después de su estreno en los teatros del Off Broadway, Friedkind llevó a la pantalla Los chicos de la banda , una comedia dramática, de las primeras, en mostrar la vida cotidiana de un grupo de hombres homosexuales en el Upper East Side que se reúnen en una fiesta de cumpleaños que comienza con un tono divertido y cínico, pero que se transforman en una serie de tensiones mientras avanza la noche.

La cinta contó con el elenco original de puesta teatral y tuvo buena aceptación entre la comunidad gay, aunque por su temática, no dejó de ser polémica y despertar reacciones adversas por parte de los sectores conservadores. Sin embargo, logró obtener nominaciones a los Golden Globes.

The French Connection (1971)

Con este audaz, contundente y realista trabajo, Friedkin ganó su único Oscar a Mejor Dirección. Esta cinta es la adaptación al libro de Robin Moore sobre un dúo de policías de Nueva York que detuvieron una red de tráfico de heroína en 1961. El filme destaca por su narrativa visual mucho más cercana al género documental. Es considerada, junto a EL Exorcista, su mejor película.

Fotograma de la cinta 'The French Connection'.
Fotograma de la cinta 'The French Connection'.

El Exorcista (1973)

Este filme tiene uno de los mejores fotogramas de las historia del cine de terror. Con esta historia, Friedkin se ganó su lugar como uno los grandes del séptimo arte. Se trató de una adaptación a la gran novela de terror de William Peter Blatty sobre la posesión demoníaca de una niña de 12 años.

Filmado en gran parte en locaciones del vecindario de Georgetown en Washington. El proyecto reunió una serie de elementos que lo convirtieron en un fenómeno inmediato que ha extendido su impacto hasta convertirlo en un clásico: suspenso, efectos visuales innovadores para la época, una emblemática actuación de Linda Blair y la partitura de Mike Oldfield.

Emblemático fotograma de la cinta EL Exorcista.
Emblemático fotograma de la cinta EL Exorcista.

Publicidad

Sorcerer (1977)

Después de dos éxitos seguidos, llegó su primer fracaso con el estreno de Sorcerer, un clásico de suspenso sobre trabajadores desesperados que conducen camiones llenos de nitroglicerina a través de un paso de montaña.

Eclipsada por su estreno en la misma temporada que Star Wars, fue un fracaso de taquilla. Con el paso de los años se ha revalorizado como una de las mejores cintas del cineasta pero ni de cerca alcanza el éxito y la relevancia de las dos anteriores.

Fotograma de la cinta Sorcerer (1977).
Fotograma de la cinta Sorcerer (1977).

Cruising (1980)

El coqueteo afortunado que había logrado con Los Chicos de la banda hacia la comunidad LGBT, se quebró de forma rotunda con este thriller criminal que fue duramente criticado por los activistas, quienes se manifestaron por el retrato estigmatizado y victimizante sobre la vida nocturna en West Village.

Se trata de una sórdida historia sobre un asesino en serie que se dirige a hombres homosexuales en la escena leather de Nueva York y un detective interpretado por Al Pacino, que se infiltra para resolver el caso. Su manejo del género policiaco no está en duda, pero su falta de sensibilidad y conocimiento con el tema y los códigos culturales, jugaron en su contra.

The Devil and Father Amorth

(2017)

En este proyecto, el último que logró estrenar, regresó a su pulso original de documentalista y al gran tema que le dio fama. Se trata de un relato de no ficción sobre un exorcismo realizado en un pueblo italiano por el exorcista jefe del Vaticano, el padre Gabriele Amorth.

Bonus: La última película que William Friedkin filmó antes de morir

Su último proyecto fílmico fue The Caine Mutiny, un drama legal centrado en un oficial naval quien es juzgado luego de orquestar un motín y tomar el mando de un barco después de sentir que un capitán está actuando de manera inestable y poniendo en peligro tanto al barco como a su tripulación.

La filmación llegó a su fin, sin embargo, el cineasta falleció antes de su estreno mundial el cual está programado para la próxima edición del Festival de Cine de Venecia que se celebrará en septiembre próximo.

Fotograma de la cinta The Caine Mutiny Court Trial.
Fotograma de la cinta The Caine Mutiny Court Trial.

Publicidad

Tags

Publicidad

Newsletter

Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad