Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

"Si ya era guerrera, esto me hará invencible", el valiente mensaje de Alessandra

Rojo de la Vega abrió su corazón en Instagram y compartió que, a pesar de que casi pierde la vida, sus mellizos recién nacidos y Martinah la impulsan a seguir
sábado 18 abril 2020
Alessandra Rojo de la Vega
Alessandra Rojo de la Vega es una guerrera.

El pasado 9 de abril, Alessandra Rojo de la Vega y Emmanuel Grey le dieron la bienvenida a sus mellizos Milah y Lucah, pero como lo relató la propia diputada, las cosas no salieron bien y ella estuvo en riesgo de morir y los bebés tuvieron que nacer antes de tiempo, además en medio de la pandemia por COVID-19 que la mantiene alejada de sus tres hijos, incluida Martinah, la mayor.

Publicidad

Hoy la legisladora abrió su corazón y aseguró que todas estas complejas vivencias le han dejado algo muy en claro: "Si ya era guerrera, esto me hará invencible". Alessandra escribió en su cuenta de Instagram lo difíciles que han sido estos días, pero también explicó que tiene toda la esperanza de que saldremos adelante, a pesar de que está alejada de lo que más ama.

"Vuelves a casa con los brazos vacíos, eso es más fuerte que todo el dolor y sufrimiento que ya, de por si, era mucho. El riesgo de morir, el no poder abrazarlos con todas mis fuerzas, el tener que levantarme con tanto dolor a sacarme leche cada tres horas con una maquina, deseando que fueran ellos.

"Sudar, llorar y sufrir en todo sentido físico y emocional, tener pesadillas las pocas horas que duermo… Encima de todo, lo difícil de la situación, el mundo luchando contra una pandemia, menos horas de visita, menos contacto físico y todo el terror de que este virus llegue a las incubadoras con estos bebecitos guerreros", abundó Alessandra.

Publicidad

Rojo de la Vega expresó que todo vale la pena: "Pero cada lagrima y cada dolor es nada cuando veo sus ganas de vivir, cuando veo milagros ocurrir todos los días, lento, despacio pero constante. Una gran lección de vida, una gran lección personal. Confío que los tiempos de Dios son perfectos y que todo pasa por una razón que a veces no podemos entender en el momento.

"El amor todo lo puede, es la frecuencia más elevada que existe y a este par eso les sobra. No puedo de ninguna forma agradecer a la gente que diario reza, que diario me tiene sostenida de la mano caminando conmigo. Algo muy bueno debí haber hecho. Somos afortunados e infinitamente bendecidos", escribió Alessandra.

Al final hizo un compromiso y mostró su gratitud: "Aquí seguiré cada día más fuerte, de pie. Seguiré entregando todo el amor que tengo, iluminando la vida de otros y jamás me daré por vencida (...) Mis respetos a todas las mujeres, mamás de #prematuros y mas aún quien lo está viviendo en medio de una crisis mundial. Todo mi amor y mi más profunda admiración".

Publicidad
Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad
Publicidad