Publicidad
SUSCRÍBETE

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Nuestras Historias

Estos dos voluntarios se ofrecieron para probar la vacuna contra el coronavirus

Neal Browning y Jennifer Haller levantaron la mano en Washington para ayudar a los investigadores estadounidenses.
jueves 19 marzo 2020
Vacuna coronavirus 1.jpg
Jennifer Haller, primera mujer en recibir una vacuna contra el coronavirus.

Este hombre y esta mujer, junto con otras 43 personas sanas entre 18 y 55 años, dieron un paso adelante para participar en un ejercicio que busca encontrar la vacuna que cure el COVID-19, la cual se está realizando en el Instituto de Investigación Permanente Kaiser en Seattle y que está financiada por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas y la compañía biotecnológica Moderna Inc.

Publicidad

Jennifer Haller y Neal Browning, se convirtieron en la primera mujer y en el primer hombre en recibir la vacuna el pasado lunes 16 de marzo, por lo que ambos platicaron su experiencia con CNN en donde él dijo que lo hizo para: “lograr que esto termine lo más rápido posible para el resto del mundo. Si estoy lo suficientemente sano como para poder contribuir a la investigación y esperar que se encuentre una vacuna más temprano que tarde, ¿por qué no lo haría?”.

Jennifer Haller dijo que se siente bendecida por tener la oportunidad de hacer algo por un cambio. “Soy muy privilegiada en mi vida por estar sana y tener familiares y amigos cerca. Y tantos estadounidenses en este momento no tienen ese privilegio y están preocupados por pagar el alquiler si pierden sus empleos y de cómo van a alimentar a su familia”.

Publicidad

Este trabajo que está liderado por la doctora Lisa Jackson, tiene como primer objetivo, saber si la vacuna es segura para el sistema inmunológico de las personas, si se comprueba que es exitosa, se buscará que su efectividad prevenga la infección de coronavirus, lo que podría tardar entre 12 y 18 meses.

Browning declaró que se sometió a un examen físico, análisis de sangre y a otras pruebas para asegurarse de que estaba sano, luego le administraron la vacuna.
"Están usando una nueva técnica que básicamente enseña a las células de mi cuerpo a construir estructuras de proteínas que se asemejan a la capa externa del coronavirus real. Mi cuerpo debería reaccionar a eso y verlo como un invasor extranjero, atacarlo y aprender a combatir esa estructura que se ha construido", mencionó.

Publicidad

El proceso que sigue es que todos los días recibirán una llamada telefónica de seguimiento, después el próximo martes 24 de marzo volverán al Instituto para que les extraigan sangre y así las siguientes tres semanas. Para cuando se cumpla un mes, los participantes recibirán otra inyección y volverán al mismo proceso. Lo que esperan es que el cuerpo produzca los antígenos que ayudarán a combatir el coronavirus si la gente se expone a él.

Esta vacuna creada en Estados Unidos tiene el código mRNA-1273, mientras que el Ministerio de Defensa de China aseguró el pasado 17 de marzo que desarrolló con éxito una vacuna contra el coronavirus y autorizó los ensayos médicos en humanos a partir de abril. Son dos vacunas las que se han realizado: una basada en vectores virales de la gripe y otra en la plataforma mRNA basada en proteínas virales derivadas de las proteínas estructurales de un virus.

Newsletter
Recibe las últimas noticias de moda, sociales, realeza, espectáculos y más.

Publicidad
Publicidad