Hasta las princesas
reciclan outfits
Ana Paulina Valencia @TipoPauYAsi
Jueves 22 de noviembre de 2012 a las 11:00
Nuestros miembros favoritos de la realeza parecen inalcanzables, pero cuando soñemos con ser una de ellas nos puede quedar un consuelo: estas princesas también repiten ropa.

REALEZA
Tener acceso ilimitado a la ropa de los mejores diseñadores no ha impedido que estas mujeres usen outfits más de una vez. (Foto: Getty Images)

 

La realeza contemporánea tiene compromisos similares a los de una estrella de Hollywood: estrenos de películas, alfombras rojas, eventos de caridad y apariciones públicas para las que tienen que verse increíbles.

 

Pero con una nación observando cada movimiento que hacen y listos para juzgar sus decisiones –a menos de que seas Kate Middleton, en cuyo caso te adoran de manera incondicional–, las princesas y reinas han recurrido a medidas para demostrar su cercanía con el pueblo, de una forma en que muchas celebridades jamás considerarían. Nos referimos, por supuesto, a utilizar más de una vez sus atuendos favoritos.

 

Para muchos de nosotros esto es cosa de todos los días, pero el asunto quizá cambiaría si Sarah Burton o Felipe Varela estuvieran dispuestos a diseñarnos prendas a la medida. Sea cual sea la razón –seguramente no es gracioso no poder usar jamás un vestido que crees que te queda perfecto–, estas princesas (y Reina) no dudan al momento de reutilizar sus outfits. A veces en momentos alarmantemente cercanos. 

 

 

KATE MIDDLETON
La Duquesa de Cambridge es de las más conocidas por su hábito de reusar sus prendas favoritas. (Foto: Getty Images)



Hay una buena razón por la que la revista Grazia a calificado a la Duquesa de Cambrige como la royal recicler, y es que la esposa de Guillermo solamente ha usado atuendos nuevos para asistir a alguna boda dos veces desde que se convirtió en princesa, algo que pocas mujeres podrían decir de sí mismas, y aunque seguramente también tenemos muchas menos bodas a las que asistir que Kate, los diseñadores no intentan regalarnos sus prendas en toda oportunidad que tienen

 

Kate suele usar sus vestidos más de una vez, aún esos que utilizó para eventos de alto perfil y con mucha cobertura mediática. Este fue el caso del número de encaje negro de Temperley que se le vio por primera vez en la premiere de la película War Horse, y que después utilizó para un evento de la universidad de la que se graduó junto con su ahora esposo

 

 

LETIZIA
La princesa Letizia suele usar prendas que tiene hace años. Algunas de ellas las usó por primera vez en 2006. (Foto: Getty Images)



El caso de Letizia es menos evidente que el de Kate, quizá porque los medios internacionales no le ponen la misma atención, o porque es mucho menos evidente al momento de elegir usar una prenda por segunda vez. La ex periodista combina sus prendas favoritas con accesorios variados para dar un mood diferente al outfit cada vez que lo utiliza.

 

El ejemplo perfecto es el vestido estampado de Zara que usó para un evento de la Fundación "Príncipe de Girona" en junio de 2011, ocasión en la que lo combinó con un cinturón beige delgado y pumps en color nude. Para la repetición, en julio de este año, optó por un cinturón en color café oscuro, mucho más grueso, y una bolsa que le dio un aire casual al atuendo.

 

 

 

QUEEN
La reina Isabel II suele utilizar el mismo tipo de atuendos, haciendo poco notorias las ocasiones en que repite. (Foto: Getty Images)



La Reina Isabel II es uno de los personajes más adorables y, al mismo tiempo, más intimidantes de todas las familias reales. Y aún así la prensa no pudo evitar notar que para la celebración de su cumpleaños, llamada Trooping the Colour, este año, la abuela de Enrique tomó un consejo de Kate y utilizó un atuendo familiar: el vestido amarillo que se le vio por primera vez durante la boda de su nieto con nuestra princesa favorita. 

 

La en ocasiones sonriente Reina hizo lo mismo en el té del Mad Hatter, demostrando que es tan humana como cualquiera en el outfit rosa brillante que había usado en una de las celebraciones del Diamond Jubilee al que asistió junto a la Duquesa de Cambridge. ¿Será que esta alagó el look y la Reina confió en su buen sentido del estilo?

 

DIANA
Aún hace veinte años, los reflectores que estaban encima de Diana notaban cuando volvía a usar un outfit. El vestido de la derecha lo usó para la premiere de `Crocodile Dundee´ y su secuela un par de años después. (Foto: Getty Images)


Vestir como una princesa probó ser sencillo para Diana,
quien comenzó por tener el porte de una y a partir de ahí no había mucho más que hacer.

 

A pesar de ser idolatrada en todo el mundo, mantuvo los pies sobre la tierra, usando sus más hermosos vestidos en varias ocasiones, como el vestido de una manga que utilizó para la premiere de la película "Stepping Out" –evento en el que, por cierto, conoció a Liza Minelli– y que después volvió a elegir para un viaje a Brasil. 

 

En ocasiones, incluso, la princesa tomaba la situación con humor. Uno de nuestros vestidos favoritos de la mamá de Guillermo y Enrique en la década de los ochenta fue un vestido drapeado blanco con flores azules de Catherine Walker, que se puso para la premiere de "Crocodile Dundee" en 1988, y que desempolvó para el estreno canadiense de la secuela de la misma película en 1991. 

 

CHARLENE
La princesa Charlene luce idéntica en ambas ocasiones, con el peinado como única diferencia. (Foto: Getty Images)


Charlene Wittstock ha aparecido en importantes revistas de moda y confesado ser amiga cercana de Karl Lagerfedl, Stella McCartney y Ralph Lauren, pero esto no fue impedimento para que este verano se le viera con el mismo vestido rojo en dos ocasiones, con solamente semanas de diferencia, exactamente como nosotras hacemos cuando compramos un vestido que nos fascina. Excepto por las cámaras que la persiguen y la inevitable evidencia, por supuesto.

 

La primera vez fue el 28 de julio, cuando lo usó para un coctel para los miembros del Comité Olímpico Internacional.  El último día del mes siguiente, volvió a lucir el espectacular vestido para asistir a un partido del Chelsea contra el Atlético de Madrid. Lo que hizo distinto al outfit, más que cualquier accesorio, fue el peinado de la princesa, que en la primera ocasión fue relajado y en la segunda consistió en un interesante pompadour.