Lindsay Lohan quiere que su prometido acuda a terapia

La actriz está segura de que puede salvar su relación con el millonario si este decide pedir ayuda profesional para aprender a controlar su ira.
La actriz está segura de que puede salvar su relación con el millonario si este decide pedir ayuda profesional para aprender a controlar su ira.
 La actriz está segura de que puede salvar su relación con el millonario si este decide pedir ayuda profesional para aprender a controlar su ira.  (Foto: Instagram)

Aunque en la madrugada del sábado Lindsay Lohan y su prometido, el millonario ruso Egor Tarabasov, protagonizaron un sonado incidente doméstico que llevó a la actriz a acusarle delante de todo el vecindario de que había intentado estrangularla, ahora la intérprete asegura que la relación aún podría mantenerse con vida si su todavía compañero sentimental aprende a gestionar mejor su difícil carácter. "Lindsay está convencida de que Egor tiene graves dificultades para controlar la ira y le gustaría que se animara a ir a terapia. Los dos quieren arreglar las cosas y hacer que su relación funcione", aseguró el representante de la artista al diario The New York Post. Más allá de los brotes de agresividad que podría haber sufrido Egor en los últimos tiempos, hay que recordar que la confrontación que se desató entre ellos el fin de semana pasado tuvo como origen la supuesta aventura que habría protagonizado recientemente el joven con, en palabras de la propia Lindsay, una "prostituta rusa". Sin embargo, los allegados a la estrella de Hollywood advierten además de que, desde que consolidaran su romance, Egor habría empezado a exhibir también un comportamiento "excesivamente posesivo" y una tendencia a controlar de manera férrea todos los movimientos de su prometida.

Notas relacionadas:


-
 -  (Foto: Getty Images)

"Egor cree que tiene derecho a administrar la carrera de Lindsay como si fuera su propio agente. De hecho, le ha pedido que le deje supervisar sus finanzas y sus contratos profesionales, a pesar de que no tiene experiencia alguna en Hollywood. Se ha convertido en un hombre excesivamente posesivo, que no conoce límites en este sentido", explicó una fuente al mismo diario. A pesar de que fue ella misma la que compartía hace unos días con sus seguidores de Instagram su certeza de que Egor le estaba engañando, ahora Lindsay ha hecho uso de su perfil en la red social para pedir respeto a su privacidad y, sobre todo, que cesen los rumores sobre el tormentoso vínculo sentimental que mantiene con su pareja. "Me gustaría que todas estas especulaciones sobre mi vida íntima desaparecieran, aunque solo sea por un momento. Por desgracia, algo que me pertenece a mi ámbito más privado se ha convertido en un tema público del que no tengo control, por eso os pido que nos dejéis resolver nuestros problemas tranquilos", escribió recientemente.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas