Aseguran que David Beckham salvó el negocio de Victoria

El diario El País asegura que el ex futbolista inyectó al negocio de su esposa una fuerte cantidad de dinero con el fin de evitar declarar pérdidas.
El diario El País asegura que el ex futbolista inyectó al negocio de su esposa una fuerte cantidad de dinero con el fin de evitar declarar pérdidas.
 El diario El País asegura que el ex futbolista inyectó al negocio de su esposa una fuerte cantidad de dinero con el fin de evitar declarar pérdidas.  (Foto: Getty Images)

A finales de 2015, The Telegraph informó que durante el último año Victoria Beckham había logrado que su firma de moda se convirtiera en un verdadero imperio al obtener 38 millones de dólares en ganancias, superando así los ingresos que tuvo su esposo David (poco más de 20 millones de dólares) en el mismo periodo.

Aunque esas cifras parecían una prueba de la fortaleza de la empresa de la diseñadora de moda, hoy el diario El País asegura que David inyectó al negocio de su esposa una fuerte cantidad de dinero con el fin de evitar declarar pérdidas.

De acuerdo con el medio, el ex futbolista habría aportado cerca de 7 millones y medio de dólares sin los que, se dice, Victoria habría cerrado el año 2014 con una pérdida de 5.5 millones.


Se dijo que en 2015 Victoria logró 38 millones de dólares en ganancias
 Se dijo que en 2015 Victoria logró 38 millones de dólares en ganancias  (Foto: Getty Images)

Notas relacionadas:

Tal como reporta el diario, hace uno año nadie hubiera imaginado que la ex Spice Girl atravesara por problemas económicos en su negocio, pues ella misma había anunciado que su marca había facturado alrededor 43 millones de euros a lo largo del 2014

Asimismo, en septiembre de 2014 abrió su primer boutique en Londres, en la cual invirtió cerca de 4.5 millones de dólares, sin contar que paga una renta por el local de alrededor de 1 millón de dólares anuales.

Aunque suenan fuertes estas cifras, la realidad es que en conjunto David y Victoria están lejísimos de la bancarrota, pues sus ganancias anuales rebasan los 50 millones de dólares al año, lo que los hace más ricos que la propia reina de Inglaterra, Isabel II. Lo que llama la atención de esta "salvación" es que David continúa siendo el pilar económico en casa, pues sus contratos con marcas como H&M, Breitling y Adidas podrían ser el soporte del negocio de su esposa.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas