Justin deja hotel luego de que su acompañante entrara en crisis

Una joven que el cantante llevó al hotel tras una noche de fiesta hizo un escándalo y llamó a la policía tras tener un ataque de histeria.
Una joven que el cantante llevó al hotel tras una noche de fiesta hizo un escándalo y llamó a la policía tras tener un ataque de histeria.
 Una joven que el cantante llevó al hotel tras una noche de fiesta hizo un escándalo y llamó a la policía tras tener un ataque de histeria.  (Foto: Getty Images)

El cantante Justin Bieber no se libra de escándalos ni aunque no los protagonice directamente él. Este domingo, tras dar una actuación en Londres y salir de fiesta por la capital inglesa, volvió a su hotel con cuatro jóvenes, pero una de ellas sufrió un ataque de histeria a altas horas de la madrugada que la llevó a llamar a la policía. "La noche estaba yendo de maravilla para Justin, había ido a un par de clubs y había acabado volviendo al hotel con cuatro niñas que había conocido. Pero después de pasar un rato en su habitación de hotel, una de ellas tuvo una crisis importante. Irrumpió en la recepción descalza y montó un numerito. Fue poco después de las seis de la mañana, así que como imaginarás, causó un gran alboroto. Estaba diciendo: '¿Dónde está mi amiga? ¡Voy a llamar a la policía!'. Está claro que se había pasado un poco esa noche, y acabó llamando a la policía", contó una fuente al periódico The Sun. Por su parte, la policía confirmó que aunque sí fueron llamados al hotel, no hablaron en ningún caso con el canadiense.

Notas relacionadas:

"La policía fue requerida sobre las 6:15 del lunes en un hotel de High Holborn ante la preocupación por el bienestar de una mujer que se encontraba en el edificio. Los oficiales acudieron y se estableció que la mujer se encontraba bien. No se había cometido ningún delito", señaló un portavoz de la policía. Poco después del incidente se vio a Justin meterse en un vehículo con dirección al aeropuerto. "Justin no había hecho nada malo pero el pánico cundió entre su equipo. Ha tenido problemas en los hoteles en anteriores visitas a Londres y no quería que le prohibieran la entrada al [hotel] Rosewood. Su equipo le metió rápidamente en un coche y lo llevaron directos al aeropuerto de Luton, donde le esperaba su avión. A las ocho y media ya estaba volando a Canadá", añadió la fuente.

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas