Primera vez que vemos el cuerpazo de Blake después de ser mamá

Desde que diera a luz a su primogénita con el actor Ryan Reynolds, la actriz no había mostrado su cuerpo en bikini, mismo que fue captado al grabar una película.
Desde que diera a luz a su primogénita con el actor Ryan Reynolds, la actriz no había mostrado su cuerpo en bikini, mismo que fue captado al grabar una película.
 Desde que diera a luz a su primogénita con el actor Ryan Reynolds, la actriz no había mostrado su cuerpo en bikini, mismo que fue captado al grabar una película.

Desde que Blake Lively se convirtiera en mamá por primera vez al tener a su hija James en diciembre del año pasado, no había mostrado su cuerpo en bikini, pues tan sólo la habíamos visto en numerosas red carpets, luciendo glamurosos outfits con gran estilo.

Ahora, por primera vez desde que dio a luz, la actriz fue captada luciendo su cuerpazo en la playa de Australia. ¿Y su esposo Ryan Reynolds? No se preocupen, pues ella se encontraba ahí grabando "The Shallows", una película sobre una mujer que deberá encontrar la manera de llegar a la orilla del mar sin que un gran tiburón la ataque.

Blake mostró que no sólo ha perdido cualquier peso extra que haya ganado durante su embarazo, sino que ha estado haciendo ejercicio para tonificar su figura. Su entrenador, Don Saladino, dijo a la revista People que incrementó la intensidad de rutina de la actriz para lucir así en el filme. Sus workouts subieron de una a dos veces a la semana, a cinco o seis veces.

Notas relacionadas:


La actriz se encuentra grabando The Shallows, una película que se estrenará en julio del 2016.
 La actriz se encuentra grabando The Shallows, una película que se estrenará en julio del 2016.  (Foto: Grosby Group)

"Hacemos una rutina enfocada a la parte superior del cuerpo en lunes, y otra en la parte baja los martes. Los miércoles hacemos laps. El jueves otra vez en la parte superior, el viernes en la parte baja y los sábados nos enfocamos en los hombros y los brazos", dijo.

Su alimentación, reveló el propio Saladino, se enfocó en cuatro pequeñas comidas al día. "Nos aseguramos que sus comidas estuvieran muy bien balanceadas", dijo, "Ella tenía una proteína, un vegetal y un carbohidrato de lento procesamiento. Tratamos de darle lo suficiente para que no se sintiera llena, pero ella estaba a gusto". Su dieta fue gluten free y tomaba energía de carbohidratos como papas, avena y arroz blanco.

¡Claramente los esfuerzos de Blake han valido la pena!

Newsletter
Ahora ve
No te pierdas