Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Quién te explica: La muerte de Isabel II… el fin de la segunda era isabelina

Así como lo hicieran Isabel I y la reina Victoria, la monarca más longeva de Reino Unido deja un legado de tradición, servicio, ejemplo y modernización.
jueves 08 septiembre 2022
isabel-ii-muere-96-anos
"Thank you!", es el mensaje recurrente en todo el Reino Unido y la Commonwealth para despedir a Isabel II.

"La reina Isabel II murió pacíficamente en Balmoral, la tarde de hoy", anunció hace unas horas el Palacio de Buckingham, para varios ella ha sido la única monarca del Reino Unido, de aquellos que la vieron ascender o que fueron parte del reinado de Jorge VI pocos viven. Isabel Alejandra María Windsor fue una constante en el mundo cambiante.

Así como lo hizo Isabel I y luego la reina Victoria, quienes lograron que sus eras fueran denominadas con sus nombres, nuestra Isabel II logró mantener la tradición e inició la modernización en la realeza. A sus 21 años juró servir hasta su último aliento a la familia imperial que encabezaba y lo cumplió sin duda alguna.

Publicidad

"Declaro ante todos ustedes, que toda mi vida, ya sea larga o corta, la dedicaré a su servicio y al servicio de la gran familia imperial a la que todos pertenecemos", expresó la entonces jovencísima heredera al trono británico, poco antes de convertirse en Elizabeth Regina.

Esta fue, definitivamente, la segunda era isabelina del orbe; la fortaleza y, así como lo han reconocido todos los líderes mundiales, la permanencia por más de 70 años en el trono de Isabel II fueron un elemento que traía estabilidad y certeza, no sólo al imperio sino al mundo entero, la importancia de la libra esterlina en la economía lo explica.

isabel-ii-gira-india-1966
Durante una gira en India, en 1966, Isabel II será llamada la 'reina viajera'.

Isabel II era reina en la mente de todos, incluso aquellos que no son adeptos a la monarquía o que la tachan de una institución arcaica, impropia del siglo XXI. La presencia de su majestad británica en momentos fundamentales para Reino Unido, pero también para el planeta era ya algo que se sentía podría ser para siempre, pero no fue así.

El 8 de septiembre a las 18:30 horas (tiempo de Londres, Inglaterra) la vida de la máxima soberana se extinguió convirtiendo a la ya legendaria Elizabeth Alexandra Mary en un mito. A todos los recuerdos que dejó en vida la "matriarca de los británicos", algunos fueron un hito para la jefa de Estado.

Con la partida de Isabel Bowes-Lyon, el 30 de marzo de 2002, Isabel II encontró una renovada libertad en su ejercer como reina, se reinventó ya sin una de sus principales guías en vida y se encontró como una monarca lista para seguir cosechando el amor de los británicos y conquistando al mundo entero, que hoy desplegó su total admiración.

Nunca se hubiese pensado en los tiempos de Jorge V o Jorge VI, quienes renuentes decidieron hacer anuncios radiales anuales (lo consideraban un "circo" para la figura del soberano), que Elizabeth Regina formó parte del arranque de los Juegos Olímpicos de 2012, en un sketch en el que participó su "agente más leal", James Bond.

 

Menos aún que tendría que salvar a la Casa de Windsor una vez más, pero que no se valdría de una guerra, sino de una reverencia histórica frente al ataúd de la mujer que cimbró hasta sus raíces a la monarquía británica, la princesa Diana de Gales. Que debía hablar como "una abuela", más que como una reina para reconquistar a sus súbditos.

Nuestra era isabelina vio también como la reina se sentía orgullosa por haber sido mecánica en the second great war; que no dudaba en visitar la Commonwealth siempre que fuera necesario para mantenerla bajo el abrazo de la Corona e incluso alzar la voz con el uso de los colores de su ropa para protestar contra un conflicto armado (Rusia/Ucrania).

reina-isabel-muere-96-anos
El destino quiso que Isabel se convirtiera en soberana del Reino Unido y una de las mejores.

El ejemplo que deja Isabel II tras pasar su último verano en su amado Balmoral —disfrutando de la vida de campo, recordando a su Felipe, paseando con todo cuidado de no caerse a sus queridísimos corgis; acompañada de sus hijos, nietos y bisnietos en las últimas semanas— es de servicio, a penas el martes recibió a su 15ª primera ministra.

Su presencia desde ya eterna, luego de que varios arcoíris franquearon el cielo de Londres y Escocia tras el anuncio de su muerte, se acompañará con grandes memories, como la de verla bailando con un líder africano y más recientemente comiendo sándwiches de mermelada con otro amado de Britania, el Oso Paddington.

isabel-ii-principe-felipe
En sus últimos días, Isabel II recordó con mucho amor a su príncipe Felipe, ya están juntos de nuevo.

Supimos entonces que la reina Isabel II guardaba en su bolsa ese dulce refrigerio en la vida real. Hoy que trascendió, miles se reunieron frente a sus residencias y sabemos ya que sus hijos el hoy rey Carlos III y la princesa real Ana estuvieron con ella en ese momento final.

EE.UU. rindió los honores a la cabeza de Mother England, y le regresó el gesto a Lilibeth, que no se suponía que fuera reina y fue una de las mejores, al ondear a media asta su bandera, como lo hizo la británica en la ocasión de la muerte de J.F. Kennedy. En Quién nos sumamos al pesar y citamos el inmortal himno: "God Save the Queen!".

isabel-ii-muerte-arcoiris
Dos arcoíris aparecieron en el exacto momento del anuncio de la muerte de Isabel II.

 

Tags

Publicidad
Publicidad