Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La 'estrategia' para que Meghan y Harry no opacaran a William y Kate en misa

El acomodo de los lugares dentro de la catedral de San Pablo no fue casualidad, según comentaron los expertos.
viernes 10 junio 2022
Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
Harry y Meghan se sentaron detrás de los condes de Wessex y su familia, a pesar de que Harry va primero en el orden de precedencia por ser hijo del príncipe de Gales.

Hoy se cumple una semana de la misa de acción de gracias de Isabel II en la catedral de San Pablo. La reina canceló su participación pocas horas antes debido al cansancio que le produjeron las actividades del día anterior, pero el resto de los Windsor se dieron cita en la iglesia en el centro de Londres.

Publicidad

Evidentemente, las miradas estarían puestas en el príncipe Harry y Meghan Markle, pues se trataba del único evento al que habían confirmado su asistencia, y vaya que su presencia dio de qué hablar, desde su llegada -que generó tanto gritos y aplausos como abucheos–, hasta el lugar que ocuparon dentro de la iglesia.

Llamó la atención que la pareja no sólo no se sentó del lado derecho, junto al príncipe Carlos, Camila de Cornwall y los duques de Cambridge, sino que ocuparon la segunda fila, detrás de los condes de Wessex y los duques de Gloucester y a un lado de las princesas Beatriz y Eugenia y sus respectivos esposos, Edoardo Mapelli Mozzi y Jack Brooksbank.

Queen Elizabeth II Platinum Jubilee 2022 - National Service of Thanksgiving
Beatriz y Eugenia no se recorrieron al llegar los duques, sino que los dejaron pasar hasta sus asientos originales.

Según uno de los editores del Daily Mail, Richard Eden, en la emisión Palace Confidential, el acomodo dentro de la iglesia no fue por casualidad, y gran parte de la decisión tuvo que ver con que se buscaba que Harry y Meghan no aparecieran en ninguna fotografía con los cuatro personajes de mayor jerarquía: el príncipe Carlos, Camila de Cornwall, el príncipe William y Kate de Cambridge.

Otra particularidad es que la pareja, que llegó en un coche aparte y no en el transporte que se designó para los miembros de la familia, entró a la iglesia por separado cuando ya estaban sentadas Beatriz, Eugenia y sus esposos, pero aunque sonaría lógico que sólo se hubieran recorrido dos asientos para dejarles lugar, se les habría indicado que no lo hicieran y que dejaran a los duques pasar hasta sus lugares designados originalmente.

 

Según el experto, esto fue específicamente planeado para que, en el momento de la salida, Harry y Meghan no salieran inmediatamente después de los duques de Cambridge, dejándolos mucho más atrás de la comitiva principal. De esa forma, no habría manera en que la pareja fuera fotografiada en el mismo cuadro de los senior.

(Required)
Harry y Meghan nunca tuvieron oportunidad de ser captados junto a William y Kate.

“Hubo una procesión para dejar la catedral y eso significaría que los duques de Sussex se quedarían atrás”, especuló Eden.

En efecto, en todo el fin de semana largo del Jubileo de Platino, no existe una sola fotografía en la que aparezca el príncipe Harry y Meghan Markle en el mismo cuadro que William y Kate Middleton.

"Ciertamente no parece que (una reunión entre los hermanos) haya sucedido hasta ahora. Por todo lo que hemos visto y escuchado, parecería que hay una distancia significativa entre ellos todavía, públicamente, como hemos visto, pero también en privado", agregó la expreta Victoria Murphy durante la emisión. "Se hizo mucho daño en los últimos años, creo que va a tomar un tiempo. La idea de que todo se resolvería en este fin de semana era muy ingenua", agregó.

 
Publicidad