Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La historia de amor de Vincent Lindon, jurado de Cannes, y Carolina de Mónaco

El actor francés y la hija de Grace Kelly tuvieron un romance de 1991 a 1995, poco después de que la princesa enviudara.
sábado 28 mayo 2022
Screen Shot 2022-05-27 at 14.36.11.png
Carolina de Mónaco y Vincent Lindon salieron por cuatro años, del 91 al 95.

La familia Grimaldi ha tenido una cantidad más que justa de momentos amargos; para Carolina de Mónaco no hubo excepción. La princesa, hija mayor de Rainiero III y Grace Kelly, perdió a su esposo Stefano Casiraghi en un trágico accidente en 1990, con la responsabilidad de criar sola a sus tres hijos, Andrea, de 6 años, Carlota, de 4 y Pierre, de 3.

Publicidad

Para alejarse de la vida pública y tratar de rehacer su vida en paz junto a sus hijos, Carolina se refugió en el pequeño pueblo de Saint-Rémy de Provence, donde pudo disfrutar de la normalidad de la vida de provincia, lejos de las cámaras que la asediaban en el Principado.

Inaugural French-british Gala in Aid of Aids Research at the Champs Elysees Theatre in Paris London, UK - 5 Dec 1987
Carolina y Stefano Casiraghi en 1987.

Por su parte, la carrera de Vincent Lindon —quien este año fue designado presidente del jurado del Festival de Cine de Cannes— estaba por despegar y su nombre ya sonaba en prestigiosas ternas. Lindon acababa de terminar su relación con Claude Chirac, hija del futuro presidente Jacques Chirac y amiga de Carolina.

Ya en 1992 se les veía juntos, no precisamente presumiendo su relación, pero tampoco ocultándola del todo. Se dice que Vincent iba por los pequeños Casiraghi al colegio y que lo llamaban "tío Vincent". A bordo del Pacha III, el barco que solía pertenecer a Stefano, se reunían con amigos. Contra todo pronóstico, Carolina volvía a sonreír.

parismatch.jpg
"No pueden ocultar su vida de dos", se leía en la portada de Paris Match.

Presentarlo con Rainiero III, su papá, no fue fácil, pues era extremadamente protector de sus hijas. Carolina ya tenía bajo el brazo dos matrimonios fallidos, el primero con el conocido playboy Philippe Junot —matrimonio al cual se opusieron tanto Grace como Rainiero—, por lo que no había espacio para fallar.

Las presentaciones fueron exitosas, y Vincent fue invitado una y otra vez a eventos con los Grimaldi. Rainiero consintió que Vincent acompañara a la princesa al bautizo de los hijos de Estefanía, su hermana menor, de cacería con la familia, y al décimo aniversario del ballet de Montecarlo, donde sucedió la pelea que terminó por separarlos.

 

Los detalles no se conocen bien a bien, pero se vio discutir a la pareja durante el evento, lo que alimentó los rumores de una posible separación. Para 1996, se confirmó que no estaban juntos, y sólo tomaría a Carolina tres años volverse a casar, esta vez con Ernesto de Hannover.

Vincent también encontró el amor en la actriz francesa Sandrine Kiberlain, con quien rompió en 2003, y cuya hija, Suzanne Lindon, es ahora actriz, escritora y productora y ha aparecido también en el Festival de Cannes.

"Broker (Les Bonnes Etoiles)" Red Carpet - The 75th Annual Cannes Film Festival
Vincent Lindon fue nombrado presidente del jurado de la edición 75 del Festival de Cine de Cannes.

Aunque han pasado casi 20 años de su relación, Lindon prefiere no hablar de la princesa e incluso su equipo pide que no se le pregunte nada al respecto. Lo que ocurrió verdaderamente con la pareja permanece sólo en su círculo cercano.

 
Publicidad
Publicidad