Publicidad
REVISTA DIGITAL

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

William busca 'desterrar' al príncipe Andrés de su mansión, aseguran

La nueva demanda de abuso sexual contra su tío ha puesto sobre la mesa el tema de si deben permitir que siga viviendo él, y su ex Sarah Ferguson, en la mansión que está cerca del castillo de Windsor.
miércoles 11 agosto 2021
El príncipe William, duque de Cambridge, y el príncipe Andrés, duque de York
El príncipe William, duque de Cambridge, y el príncipe Andrés, duque de York, abandonan un servicio de Acción de Gracias por la vida y obra de Lord Snowdon en la Abadía de Westminster el 7 de abril de 2017 en Londres, Reino Unido.

Luego de que el lunes se hiciera pública la demanda civil de abuso sexual presentada en Nueva York por Virginia Giuffre, una de las víctimas del caso de pedofilia protagonizado por Jeffrey Epstein, contra el príncipe Andrés, las alarmas han comenzado a sonar nuevamente para la corona inglesa.

No por nada Isabel II ha mandado llamar a su hijo, noveno en la línea de sucesión al trono británico, para tener una reunión con él, ayer martes, en el Castillo de Balmoral, donde la reina se encuentra pasando sus vacaciones de verano desde hace unos días.

De hecho, Andrés fue visto dirigiéndose a la propiedad escocesa e iba acompañado de su exesposa, Sarah Ferguson.

Publicidad
Reina Isabel II príncipe Andrés
La reina Isabel II y el príncipe Andrés, duque de York, saliendo de la iglesia Crathie Kirk después del servicio el 11 de agosto de 2019 en Crathie, Aberdeenshire.

Por el momento, no se sabe qué tipo de conversación han tenido, sin embargo no ha de haber sido una muy agradable y es que este nuevo escándalo es un golpe fuerte para la monarquía. “La familia real sabía que el príncipe Andrés encontraría más problemas (por su vínculo con Epstein) y por eso decidió mantenerlo alejado de la vida pública como respuesta (desde 2019)”, comentó ayer a Sky News la experta en realeza Angela Levin.

En paralelo, parece que el príncipe Carlos y el príncipe William también han reaccionado ante este nuevo escándalo y, de acuerdo con MailOnline, los miembros de la realeza de mayor rango ahora están discutiendo si Andrés debería mantener Royal Lodge, la mansión de 30 habitaciones donde vive desde 2008 y que comparte con su ex esposa, Sarah Ferguson.

principe-andres-2019.jpg
El príncipe Andrew, conde de Inverness y duque de York, asiste a una fiesta de jardín organizada por la reina Isabel II en el Palacio de Holyroodhouse el 3 de julio de 2019 en Edimburgo, Escocia.

“El escándalo personal en curso que involucra al príncipe Andrés y Jeffrey Epstein es una fuente de mucha angustia para Carlos y William, que están tratando de proteger el futuro de la monarquía”, aseguró una fuente a Daily Mail y agregó: “Se cree que el príncipe William ha expresado interés en hacerse cargo de Royal Lodge en algún momento en el futuro y es poco probable que Carlos se interponga en su camino”.

Publicidad

El rumor de que el príncipe William quiere mudarse con su familia a Royal Lodge para estar más cerca del Castillo de Windsor suena fuerte, más desde que el príncipe Andrés “ya no es un miembro (activo) de la familia real y las princesas se han mudado".

Royal Lodge se encuentra a solo cinco kilómetros del Castillo de Windsor, donde vive la reina desde que inició la pandemia y a quien Andrés visita constantemente. Fue en esta casa donde la princesa Beatriz festejó su matrimonio el año pasado.

“Dado el tamaño de la familia Cambridge y la necesidad que tienen de estar cerca de Londres", el hecho de que William, junto a Kate Middleton y sus tres hijos, George, Charlotte y Louis, se muden tendría sentido. Sin embargo, parece que Isabel II podría no aceptarlo, ya que “no querrá molestar a Andrés y le encanta tenerlo cerca, ya que cabalgan juntos con regularidad”, reveló la misma fuente.

Publicidad

Además, se sabe que el príncipe Carlos nunca ha estado de acuerdo en que su hermano y su excuñada, Sarah Ferguson, vivan juntos en la mansión. Ahora, con este reciente escándalo, se dice que podría aprovecharlo para finalmente hacer que abandonen el lugar.

“La reina es muy cariñosa con la duquesa de York, pero el príncipe Carlos cree que todo el montaje (vivir en la misma casa aunque estén divorciados) es absolutamente indignante”, comentó el informante.

Por lo pronto, desde que se destapara el escándalo de Jeffrey Epstein, la familia real ha mantenido al príncipe Andrés alejado del ojo público, intentando que pase desapercibido, no por nada le retiraron sus responsabilidades como miembro de la familia real. La experta en realeza dice que desde entonces, vive “como un prisionero en una jaula dorada” pero, ahora con esta demanda, la Casa Real podría tomar una actitud más severa.

Publicidad
Publicidad